Subir el Volcán Acatenango
Experiencias de Viajes

Volcán Acatenango

Dos días y una noche en un volcán activo

Probablemente una de las actividades más exigentes y complejas que he hecho en toda mi vida, subir el Volcán Acatenango. La idea surgió durante mi primer viaje a este colorido país en donde por azares del destino tuve que cancelar la subida. Me había quedado con las ganas sin saber que años después la oportunidad de hacerlo iba a volver.

Antigua está rodeado de tres volcanes: el Volcán del Agua, el Volcán de Fuego y el Volcán Acatenango. Éste último se ha vuelto famoso en los últimos años debido a que existen agencias de turismo que acompañan a viajeros a la cima. La mayoría buscando quedarse durante una noche en unos campamentos armados en el volcán para subir a la cumbre a la mañana siguiente. Además, el volcán de Fuego, que prácticamente se encuentra pegado al Acatenango, se mantiene activo. Con suerte tendrás un espectáculo de la naturaleza único e imperdible.

Subir el volcán Acatenango

¿Por qué subir con guía?

Te recomiendo ampliamente realizar el ascenso con un guía. Ha habido casos en los que las personas suben por su cuenta y fallecen pues los terrenos son irregulares y el clima cambia en cuestión de segundos ya cerca de la cima. Existen muchas agencias, de diversos precios, que ofrecen el tour de 2 días y 1 noche en el volcán Acatenango. La diferencia entre ellas radica en el equipo que proveen. Las más económicas cuentan con casas de campaña sumamente delgadas ya armadas en los campamentos con sleeping bags también delgados, lo cual resulta en un problema para quitarse el frío. Mientras que las más caras tienen un equipo mucho mejor, aunque en ocasiones te pedirán que tú mismo lo subas, lo cual hace muy pesado el trayecto.

Mi experiencia subiendo el Volcán Acatenango

El tour inició con una camioneta recogiéndote en tu lugar de hospedaje como a las 8:00 a.m. – 8:20 a.m. Después de una hora de camino llegarás a donde inicia el recorrido y al punto de encuentro con tu guía para comenzar el ascenso. El principio es muy complicado, con una subida empinada de terreno irregular la mayoría de grava suelta, haciendo que las personas se cansen tan sólo en los primeros 15-30 minutos. Durante la subida hay varios puntos de parada para descansar, tomar agua y quizá comer algo. Yo llevaba una maleta de unos 10 kilos a mis espaldas. Cosa que es bastante complicado. Intenta viajar ligero. Una hora antes del campamento el terreno se vuelve un poco más plano lo que vuelve más sencillo todo.

Llegando al Campamento

Al llegar al campamento encontré las casas de campaña ya armadas con vistas hacia el volcán Fuego. Un baño rústico y un área para armar una fogata. Llegando decidí descansar un poco, estaba agotado. Durante el paso del tiempo la temperatura bajó drásticamente. A nosotros nos tocó una tarde con mucha neblina. A ratos podíamos ver el volcán de Fuego y Agua con vistas espectaculares. Sin embargo, al ponerse el sol se empezó a despejar para que el volcán de Fuego nos regalará la primera imagen del día.

Un poco de lava volando por los aires seguido de un estruendo bastante fuerte. Sería sólo el inicio de varias erupciones que el volcán tendría esa noche. Nuestro guía nos comentó que normalmente el volcán tiene su mayor actividad entre 8 y 9 de la noche. Tenía razón. El volcán Fuego nos regaló fácil unas 12 erupciones y explosiones, un espectáculo único que vale la pena presenciar.

Volcán Fuego Erupción

Después de ver varias erupciones, tomar chocolate caliente y cenar, llegaría la hora de dormir. A decir verdad, fue sólo recostarse en la tienda de campaña ya que es muy complicado dormir. El frío fue insolente, el ruido del viento pegando en las casas de campaña muy fuerte y hasta nos tocó un temblor y algo de lluvia en algún momento de la noche. Súmale que los mats y los sleeping bags no eran muy cómodos que digamos.

Subimos a la cima

Entonces, a las 4:30 de la mañana, nuestro guía nos despertó para comenzar con el ascenso a la cumbre. Subimos por un camino sinuoso bastante complicado y lleno de grava. Al avanzar dos pasos la tierra hacía que retrocedieras uno. La visibilidad era nula por lo que el llevar una lámpara se vuelve muy necesario. Esta parte es sumamente compleja. El clima arriba es muy violento, con aires que pegan muy duro, agua que cae de los árboles y un frío que he sentido pocas veces en mi vida. Pensé en desistir en varias ocasiones. A pesar de ello, nos tomó alrededor de 1 hora y media llegar a la cumbre para culminar un camino muy complicado. Habíamos conquistado algo que para muchos de nosotros parecía imposible.

Desgraciadamente no nos tocó buen clima en la cima. Tuvimos que bajar rápido, normalmente da para quedarse a ver el amanecer con los volcanes de fondo.

Tiempo de ascenso y descenso

El tiempo hacia el campamento dependerá mucho de la velocidad y capacidad de tu grupo. Hay gente que la realiza en 4 horas y otros que se tardan hasta 8 horas. A mi grupo y a mí nos tomó 4 horas y 30 minutos. Además, nos tocó lo fortuna de que el volcán de Fuego estuviera muy activo por lo que escuchábamos explosiones mientras veíamos al volcán echando fumarolas que sobresalían entre las nubes.

El descenso es mucho más rápido, tomará entre 2 y 3 horas. A pesar de ello algunos lo encuentran incluso más complicado que el ascenso debido a los terrenos irregulares que existen en el sendero. Incluso muchas llegan a caerse en el descenso por lo mismo. Hay que tener mucho cuidado al bajar. El reto es complicado, no es para todos, pero al llegar a la cima y al bajar para terminar tu recorrido sentirás mucha satisfacción contigo mismo. ¡Habrás conquistado una montaña!

Volcán Fuego

Tours al Volcán Acatenango

¿Cuál es la mejor época para subir el volcán Acatenango?

La mejor época para subir el volcán Acatenango es en la temporada seca que va más o menos de noviembre a marzo. Aunque también hay ascensos durante la época de lluvia, el reto de subir a la cima debe de ser aún mayor. En época de lluvia la visibilidad es pobre por lo que es probable que te pierdas de las grandes vistas que el volcán ofrece. Lo más recomendable es que siempre lleves impermeable. Toma en cuenta que el clima arriba del volcán Acatenango puede cambiar de una hora a otra.

Sendero Acatenango

¿Cuánto cuesta subir el volcán Acatenango?

El costo de subir el volcán Acatenango dependerá de la agencia con la que contrates el tour. Hay algunas que tienen páginas de internet y que podrás reservar con anticipación. Normalmente estas agencias cobran entre $80 y $180 USD por persona. Además, te cobrarán adicional por cada cosa que necesites: backpack, sleeping bag, etc.

Por el otro lado, existe la opción de contratar el tour en alguna de las muchas agencias que existen en los hostales o puntos de venta de Antigua. El precio promedio por el tour de 2 días y 1 noche en el volcán Acatenango será de unos $43 USD con todo incluido. Una opción barata que además puedes contratar hasta un día antes. Estas agencias son las baratas y la calidad es menor a los otros tours.

Toma en cuenta que deberás pagar $50 GTQ para entrar a la zona del volcán. Por lo general no está incluido en el precio del tour en ninguno de los casos. Adicional podrás comprar bebidas y comidas al inicio del recorrido, aunque eso ya será decisión de cada uno.

Campamento Volán

Consejos para subir el volcán Acatenango

Utiliza zapatos de montaña. No te imaginas la cantidad de personas que vi con tenis u otro tipo de calzado y, aunque no es imposible, será mucho más sencillo hacerlo con unos zapatos aptos para ello.

Lleva ropa de frío. En lo persona no me considero muy friolento y, sin embargo, sentí demasiado frío en el campamento. Además en la cima a pesar de llevar cuatro capas de ropa en el torso y dos en las piernas.

Agua y comida serán necesarias. Sí, tu mochila incrementará de peso considerablemente, pero créeme que no te arrepentirás. Yo tomé casi 6 litros de agua y, aunque nos dieron comida, me acabe todas las barras que yo llevaba.

Lleva gel antibacterial y papel de baño. Habrá momentos en los que te serán de utilidad, especialmente antes de comer.

Carga con un kit básico de primeros auxilios. Más vale prevenir que lamentar. Nunca sabes lo que podría pasar, nosotros lo utilizamos debido a lesiones y malestares que hubo.

Tómate tu tiempo. Subir el volcán exige lo máximo de ti físicamente hablando. Ir a tu ritmo es esencial para prevenir accidentes. Si tu grupo se adelanta no te preocupes, ya los alcanzarás más adelante.

No dejes basura. No sabes la cantidad de basura que llegué a ver en varios puntos. En la montaña no se debe de quedar nada, si tienes basura guárdala y bájala contigo.

Prepárate. Hazlo con tiempo, valdrá la pena y notarás los beneficios de hacerlo. Aliméntate y descansa bien las semanas previas e intenta no beber alcohol al menos dos días antes.

Erupción Antigua Guatemala

6 comentarios sobre “Volcán Acatenango”

Deja un comentario