Los mejores lugares del mundo

Visitar Machu Picchu por tu cuenta

Visitar Machu Picchu es objeto de deseo para muchos viajeros que buscan visitar las siete maravillas del mundo moderno. Llegar a ella es relativamente fácil, además, existen diferentes opciones para diferentes presupuestos y gustos entre los que podrás elegir para llegar a este imponente lugar, aunque lo mejor es hacerlo por tu cuenta. Ya sea que quieras llegar caminando en una caminata de varios días o en un tren pasando por montañas la experiencia valdrá totalmente la pena. Para mí visitar Machu Picchu fue muy especial ya que sería uno de los primeros viaje en solitario que haría.

Visitar Machu Picchu

Para llegar a Machu Picchu primero debes tomar un vuelo hacia la ciudad de Cusco. En mi caso lo tomé desde Lima con la aerolínea Star Perú y fue un suplicio. Primero, el vuelo lo retrasaron por “condiciones climáticas”. Los aviones de esta aerolínea aparentemente no podían salir mientras que los aviones de las demás aerolíneas salían sin inconvenientes. Llegó el momento de abordar y despegar (como 4 horas después de itinerario).

Ya en el aire, a los 10 minutos de haber despegado, el avión dio un giro y regresó a Lima. Habíamos vuelto a la sala donde habíamos estados las últimas horas. El avión seguía sin poder realizar el vuelo y nosotros esperando en la sala de embarque. Fue hasta las 10 de la noche que nos dijeron que el vuelo ya no saldría. Probaríamos suerte al día siguiente. Así sin más, nos cancelaron el vuelo sin pagarnos absolutamente nada. Lo único bueno es que esta situación me permitió conocer a personas con las que pasaría el resto del viaje. El tren de Cusco a Machu Picchu ya lo tenía comprado por lo que tuve que ingeniármelas para que me pudieran modificar la fecha, afortunadamente no tuve inconvenientes.

Al día siguiente llegué al aeropuerto con la esperanza de poder tomar el vuelo para llegar a Cusco. Sería nuestro día de suerte ya que el avión despegó puntual. Después de 1 hora y 15 minutos estaba aterrizado en el aeropuerto de Cusco. Del aeropuerto tomé uno de los taxis que están afuera para que me llevará directo a las puertas del hotel.

Después de recorrer Cusco de arriba a abajo me fui a un pequeño bar con unas personas que había conocido en la ciudad, error. Aunque me la pase muy bien con mis nuevos amigos, la altura de la ciudad me afectó al salir del bar después de haberme tomado tan sólo dos Pisco Sour y caminado hacia mi hotel. Al llegar al hotel y entrar al lobby me comencé a marear lo que me impidió llegar hasta mi cuarto. Tuve que esperar hasta que se me pasara el mareo.

Visitar Machu Picchu - Cusco

En la mañana me alisté para llegar en taxi a la estación de Poroy que se encuentra a unos 30 minutos en taxi. El recorrido que yo elegí fue el del tren con techo panorámico. Aunque era la opción más cara, al momento de comprarlo se me hizo la más interesante para llegar hasta Machu Picchu. Lo mejor es intentar comprar tus boletos con anticipación desde la página de internet. El tren toma alrededor de 3 horas y 30 minutos para llegar hasta el pueblo de Machu Picchu mientras pasa entre montañas y mucha vegetación. El desayuno está incluido en el precio del boleto.

Ya en el pueblo compré el ticket de entrada para lo cual me pidieron mi pasaporte. Lo mejor es pagar en efectivo. Para aprovechar el tiempo tomé un pequeño bus que por unos $24 USD te lleva por una carretera con infinidad de curvas en 25 minutos hasta la entrada de la zona arqueológica. Esta es la mejor opción para llegar del pueblo hasta la zona arqueológica ya que caminando son casi 3 horas y créeme, hay personas que se la avientan a pie. La ventaja de comprar este boleto es que también incluye el viaje de regreso.

Visitar Machu Picchu - Tren

En la entrada entregué el boleto y sellé mi pasaporte con un sello que tienen en el lugar para recordar tu viaje. Al entrar me di vuelta a la izquierda para caminar por un sendero marcado. Conforme fui caminando mi corazón se empezó a acelerar con cada paso que daba hacia adelante. Estaba a punto de conocer mi primera maravilla del mundo. Pronto llegaría al punto en donde tuve la mejor vista del sitio. Un mirador en lo alto que te permite admirar por completo la belleza del lugar. Si buscas la típica foto, éste será tu punto ideal mientras admiras la magia del lugar. Fue tanto mi asombro que decidí quedarme alrededor de una hora sentado en ese punto. Tan sólo contemplando lo que estaba frente a mis ojos, había valido la pena el viaje.

Después de esa hora de admiración decidí irme a explorar los alrededores de la zona arqueológica. Primero encontré un camino medio maltrecho a un costado de un acantilado. Me fui caminando por él sin llegar a ningún lugar para entonces regresa para bajar a la parte central de Machu Picchu. Si vas a visitar Machu Picchu en temporada media o baja habrá relativamente poca gente. Esto te permitirá tener momentos a solas en algunos lugares del sitio. Camina, baja, sube, cruza todas las puertas y escala las pendientes. Sólo así descubrirás la ingeniería inca usada para construir este sitio en medio de las montañas. Te encontrarás con alpacas que han hecho de Machu Picchu su hogar.

Para finalizar me dirigí al Puente del Inca, un camino al costado de una montaña donde tendrás buenas vistas de los alrededores. Además podrás ver los antiguos caminos que los incas utilizaban para conectar sus ciudades. Camina con cuidado pues el lugar es estrecho y está al borde de un precipicio. Existen pocas palabras que pueda escribir que describan este espectacular lugar. Es imposible, es un lugar sumamente bello, una ciudad antigua cuya ubicación regala imágenes hermosas.

Visitar Machu Picchu - Maravilla del Mundo

Recorrer el sitio toma su tiempo, hazlo con calma (a mí me tomó más de medio día) y disfrutarás mucho la visita. Visitar Machu Picchu no es barato, de hecho podría decir que es bastante caro. Hay que pagar un tren, un autobús y la entrada, sin embargo, la inversión vale totalmente la pena. Para finalizar mi día decidí buscar un lugar en el pueblo para comer. Me compre un sándwich y me senté en una de las muchas bancas a almorzar mientras esperaba que diera la hora para tomar el tren de regreso a Poroy. Mi misión se había cumplido y el día había terminado.

Guías para viajar a Perú

Visitar Machu Picchu por tu cuenta

4 comentarios sobre “Visitar Machu Picchu por tu cuenta”

Deja un comentario