Viajar Solo Italia
Mis lugares favoritos

Viajar solo por el mundo

Viajar solo por el mundo no es una decisión sencilla que tomar. Sin embargo, después de haberlo hecho soy de los que cree que todos deberían probarlo. Viajar solo por el mundo implica conectarte contigo mismo. Conocer lugares a tu ritmo. Sortear obstáculos que te llegas a encontrar en los diferentes destinos. Y también te permite conocer a diferentes personas que están haciendo lo mismo que tú. Al viajar solo por el mundo te enfrentarás a varios obstáculos. No te preocupes, son esos obstáculos los que harán de tu viaje uno para recordar.

¿Todavía no sabes si viajar solo es lo tuyo? Te comparto 5 ventajas por las que debes viajar por tu cuenta.

Viajar solo – los 5 viajes que me aventé solo

El viajar solo por el mundo se ha convertido en la forma de viaje preferida por muchos. Por ello quiero compartirte 5 de mis experiencias al viajar solo.

  1. Perú

El primer paso para viajar solo por el mundo es el perder el miedo. Perú fue mi primer viaje completamente solo. Al principio me resultaba difícil creer que iba a aventurarme a un lugar desconocido por mi cuenta. No te voy a mentir, al inicio me la lleve con cautela. La ventaja que tuve es que estaba en un lugar donde hablaban el mismo idioma que yo. Por lo que comunicarme era muy sencillo.

Viajar Solo Perú

Este primer viaje por mi cuenta traería una prueba consigo. El vuelo de que tenía de Lima a Cusco lo habían cancelado. Había estado más de 10 horas en el aeropuerto. Incluso hasta me había subido al avión. Este había despegado, pero después de 10 minutos en el aire regresaría a Lima por condiciones climáticas. Eran alrededor de las 10 pm y tenía que encontrar hospedaje. En el aeropuerto conocí a otro mexicano y a tres brasileñas. Nos pusimos de acuerdo y decidimos irnos a un hostal todos juntos. Problema resuelto. Además, nos volvimos a juntar en Cusco en donde fuimos a cenar y a un bar. Al final, no había estado tan solo.

Aunque viaje por poco tiempo, me sirvió para conectarme de forma diferente conmigo mismo. Además, tuve la oportunidad de recorrer por mi cuenta Machu Picchu. Un sitio increíble que se disfruta mucho en solitario. Mi primera experiencia al viajar solo había sido increíble.

Viajar solo Machu Picchu

  1. Francia

Antes de visitar Europa tenía mis dudas de querer recorrer el continente. Me parecía que la cultura era muy similar a la de América. Sin olvidar que muchos de los lugares de Europa de cierta manera los conoces gracias a miles de películas que se han rodado aquí. Llegué a París en un vuelo y me fui al centro de la ciudad en tren. Busqué una lavandería ya que había estado viajando por Escandinavia antes. Aún recuerdo cuando vi la Torre Eiffel por primera vez. A pesar de que la había visto en mil ocasiones me sorprendió. La comida aquí era un tanto cara así que había decidido ir todos los días a un supermercado para comprar mi desayuno, comida y hasta mi cena.

Viajar Solo Francia

Después me iría a recorrer gran parte del país en tren. Había aprendido algunas palabras y así lograba medio comunicarme. Aunque en los lugares más turísticos suelen hablar inglés. Recorrí muchas partes del país en bicicleta y entré a lugares en donde no podía meterme en bicicleta. Había llegado también a lugares en donde no podía entrar con mi maleta y había tenido que ponerme a buscar en donde dejarla. Al final de mi recorrido Francia me había encantado.

Viajar solo París

  1. Italia

Después de recorrer gran parte de Europa con un amigo había decidido seguir haciéndolo, pero ahora por mi cuenta. Italia es un excelente país para viajar solo. Moverte a lo largo de él es muy sencillo. Aunque llega a ser bastante frustrante. Los trenes suelen ser bastante impuntuales. Eso me hizo correr en algunas estaciones con mi maleta de 20 kilos en la espalda y una más pequeña al frente. Inclusive hubo una ocasión en la que pregunte acerca de un tren a una persona del lugar. No sé si no me entendió, pero me mando a una plataforma totalmente diferente. A medio camino me di cuenta y preferí seguir mi instinto. Casi pierdo el tren.

Viajar Solo Italia

La comida al viajar solo por Italia es excelente. Una comida te alcanza para comer y cenar sin problema. En muchos restaurantes sirven un menú turístico que incluye demasiada comida. Yo siempre lo pedía pues es bastante económico para todo lo que te sirven. En Venecia, por ejemplo, tenía que tomar el tren a cierta hora para irme a Florencia. Me subí al Vaporetto y me tardé demasiado en llegar a la terminal. Al final había perdido el tren y había tenido que explicarle a la persona del mostrador que necesitaba otro boleto. Lo terminé pagando mucho más caro, pero no tuve otra opción.

Viajar solo Florencia

  1. Brasil

Brasil de hecho fue el segundo destino al que decidí viajar solo. Por un lado, ya había probado lo que era viajar solo por el mundo. Por el otro, era el año 2014 y se iba a celebrar el Mundial de Futbol en ese país. Intente viajar con algún amigo pues quería irme 17 días. Demasiados para estar solo según yo. Nunca había pasado tanto tiempo viajando solo en otro lugar. Sin embargo, entre los altos precios y otras dificultades llegué al punto final. Era viajar solo o perderme la oportunidad de ir a un mundial. Así que me fui solo.

Viajar solo Brasil

La experiencia fue totalmente distinta a la primera. Para empezar el idioma era distinto. En varias ocasiones ordene cosas en los restaurantes que no quería. Dar indicaciones a los taxistas no era tan sencillo. Preguntar por algo resultaba bastante complejo. Pero esos son el tipo de obstáculos de los que puedes aprender. Al final recorrí muchas partes de Brasil para conocer un poco del país.

Además, la experiencia al viajar solo a un Mundial es increíble.  Especialmente si eres fanático del futbol. Durante esta época puedes conocer a gente literalmente de todo el mundo. Disfrutando todos de una cosa en común. Y tengo que aceptar que gritar un gol de tu equipo en un mundial es asombroso.

Viajar solo Río de Janeiro

  1. Sudeste Asiático

Siempre he dicho que viajar solo al Sudeste Asiático es lo mejor que puedes hacer. Es una región ideal para los viajeros solitarios. Miles de personas la recorren por su cuenta. Por supuesto tienes al idioma como el primer gran obstáculo. Nadie habla español y muy pocos entienden el inglés. Así que será un reto muy divertido darte a entender.

Recuerdo cuando estaba en Vietnam y en un rudimentario inglés me preguntaron que de donde era. Respondí que de México y en ese instante me dijeron “Chicharito”. Así había logrado conectar con algunos locales. O cuando estaba en Laos y estaba recorriendo un mercado nocturno. Quería comprar algo, pero sabía que tenia que negociar los precios. Tampoco hablaban inglés las personas por lo que encontramos la forma de negociar a través de una calculadora.

Viajar solo Camboya

En el Sudeste Asiático la gente siempre te sonríe. Son personas que son alegres y que disfrutan su vida. La cultura es totalmente diferente, al igual que la comida y las tradiciones. Son quizá esas cosas las mas interesantes. De hecho, si pudieras elegir un gran viaje que realizar, te recomendaría viajar solo al Sudeste Asiático. No te vas a arrepentir, te lo aseguro.

Viajar solo Laos

Deja un comentario