180917 Esquiar en Eslovenia De Viaje en Viaje
Experiencias de Viajes

Esquiar en Eslovenia (y no matarte en el intento)

Visité Eslovenia y, en específico, la ciudad de Bovec en busca de naturaleza. Llevaba la idea de realizar algún deporte extremo, además de las famosas caminatas en sus alrededores. Me llevaría una sorpresa al saber que la estación de esquí más importante del país, Kanin, estaría abierta en plena primavera. Esto me permitiría practicar y mejorar mi rudimentaria habilidad sobre dos esquís. En este artículo te contaré de cómo es esquiar en Eslovenia.

180917 Esquiar en Eslovenia

Llegar a la estación de Kanin fue muy sencillo. En la carretera hay indicaciones que te van guiando y literal no está ni a 10 minutos de la ciudad. Al llegar hice algunas preguntas para saber si arriba en la montaña había lugares para “esquiadores” sin ninguna experiencia. Al confirmarme decidí pagar los €22 que costaba la entrada. Como no iba preparado, y no esquío frecuentemente, no cuento con el equipo necesario para hacerlo. Así que con unos pantalones y chamarra normales decidí subir a lo alto de la montaña. Fue ahí donde renté el equipo básico para practicar este deporte de montaña por €23 adicionales.

Para subir tomé uno de los lifts que tardan unos 35 minutos en llevarte de lo más bajo a lo más alto de la montaña. El trayecto tuvo algunos sustos pues en medio del recorrido se detuvieron dejándome suspendido en los que parecían varios metros sobre el suelo. Minutos después volverían a activarse hasta dejarme en las orillas de las pistas de esquí.

180917 Esquiar en Eslovenia Mi experiencia

Ya con los esquís en mano y el casco bien puesto me dirigí a la pista para principiantes. En ella todos los niños menores a 5 años estaban sube y baje como si hubiesen nacido ya con los esquís pegados a ellos. Con un poco de vergüenza subí con la ayuda de otro lift y en lo alto me entró el primer miedo. ¿Cómo hacerle para bajar al borde y no romperme algunos huesos en el intento? La primera bajada me tomó mucho tiempo y básicamente no la esquié sino que la baje de costado. Subiría para un segundo intento, pero para hacer lo mismo. Se volvía algo frustrante.

Ya iba para el quinto intento. Cuando gracias a mis pocas o nulas habilidades esquiando, un señor se me acercó y me dijo “sólo tienes que tener confianza, perder el miedo y poner fuerza en una u otra pierna para dar las vueltas”. Y como si esa hubiera sido la mejor clase del mundo me deje ir con tal alegría y confianza que logré llegar avante. Después de poco tiempo empezaría a nevar y la visibilidad se dificultaría por lo que me metí al restaurante a esperar y a comer una sopa caliente.

180917 Esquiar en Eslovenia Bovec

Después de comer en la cafetería del lugar y esperar a que el clima mejorara vendrían más intentos. Todos con algunas caídas que me sacarían moretones. Decidí seguir intentándolo. Después de subir y bajar no sé cuántas veces, me volví experto en los movimientos y frenado. Hasta terminar disfrutando la experiencia. Lo mejor de todo fue que hubo un momento en el que tuve la pista para mí solo. La mayoría de las personas llegan muy temprano, comen y se van.

180917 Esquiar en Eslovenia Precio

Cuando decidí terminar era porque la visibilidad había empeorado y mis energías estaban ya un poco bajas. Era momento de regresar el equipo rentado y volverme a subir a las cabinas para volver de nueva cuenta al punto donde había comenzado todo. Había sido un día lleno de nuevas experiencias y satisfacciones. Habías podido esquiar en Eslovenia.

Si estás en Bovec, y Kanin está abierto, no dejes de considerarlo dentro de tus opciones de actividades en la ciudad. Incluso si nunca has esquiado podría ser una buena opción para comenzar. Eso sí, deberás tener mucha paciencia en lo que aprendes los movimientos básicos. Aun así vale la pena intentarlo. ¿Que si lo volvería a hacer? ¡Por supuesto!

180917 Esquiar en Eslovenia Kanin

Guías de Viaje de Eslovenia

1 pensamiento sobre “Esquiar en Eslovenia (y no matarte en el intento)”

Deja un comentario