Milán

Viajar a Milán, la capital italiana de la moda

¿Quieres viajar a Milán? La ciudad de Milán o Milano es reconocida en el mundo por ser una de las capitales más importantes de la moda a nivel mundial. Además, la ciudad es la mayor área metropolitana de Italia y ofrece al viajero mucho más que moda y boutiques de los diseñadores más importantes, también ofrece amplias opciones de cultura que valen la pena ser visitadas.

Al llegar a Milán notarás la diferencia con otras ciudades de Italia. Milán aparenta ser mucho más moderna, con grandes edificios y rascacielos que sobresalen en la ciudad. Sin embargo, la ciudad ha sabido combinar la modernidad con su pasado manteniendo innumerables estructuras antiguas como iglesias y por supuesto, el Duomo y sus alrededores, lugar más visitado por los viajeros y postal predilecta de la ciudad.

Milán no es una ciudad que encante a todos los viajeros, más por su modernidad que por su esencia pues a diferencia de otras ciudades italianas, ésta se encuentra a la vanguardia y es mucho más moderna que la mayoría de las urbes de aquel país. Sin embargo, vale la pena tener una pequeña parada en la ciudad para conocer sus grandes bellezas.

¿Qué ver en Milán?

Una buena visita por la ciudad podría empezar por la estación Central de Milán, la estación de trenes más importantes de la ciudad y una atracción por sí sola. Es una de las más grandes de Europa y por fuera destacan los estilos art nouveau y art decó que la hacen también una de las más bellas de aquel continente. Utiliza el metro para moverte, haz cuentas y revisa cuántos trayectos vas a realizar para saber qué tipo de boleto comprar. Dirígete al Duomo y visita todos sus alrededores, incluyendo la subida a la hermosa Terraza en donde tendrás vistas espectaculares de la ciudad.

Estando ahí no dejes de entrar a la Galleria Vittorio Emanuele II que no es más que una especie de centro comercial diseñado en el siglo XIX en donde se encuentran las mejores tiendas de todo Milán. Incluso si no tienes en mente comprar nada, la visita rápida vale mucho la pena. Saliendo podrás caminar en los alrededores del Duomo con calles llenas de tiendas de moda, souvenirs y restaurantes. Muy cerca de ahí, a unos 15 minutos caminando se encuentra el Castello Sforzesco que podrás visitar de manera gratuita para posteriormente dirigirte hacia los jardines y observar el Arco della Pace.

En los alrededores de toda la zona del Duomo existen varias iglesias que puedes visitar. Una de las paradas obligadas de los amantes del arte y, en especial de Leonardo Da Vinci, es la iglesia de Santa Maria delle Grazie en donde se encuentra la famosa pintura de la Última Cena con todo su enigma y misterio para que puedas observarla detenidamente. El costo para ver esta obra es de 10€.

¿Cómo llegar a Milán?

Si estás llegando de otro país de Europa directo a Milán y viajas en una compañía de bajo costo lo más probable es que llegues al Aeropuerto de Bérgamo que se encuentra a unos 50 kilómetros de distancia de la ciudad de Milán. Para llegar a la ciudad será necesario tomar uno de los autobuses que se encuentran fuera del aeropuerto y que por 5€ te llevan hasta la estación Central de trenes de Milán en poco menos de 1 hora. Los autobuses normalmente salen cada 20 minutos y son la opción más popular entre los que requieren llegar a Milán desde ese aeropuerto pues es bastante barato y puedes llevar cuantas maletas quieras sin costo adicional.

El Metro de Milán

Llegando a la estación central de trenes tendrás la estación de Metro llamada Centrale que te conecta con el centro de la ciudad y que es ideal si tu hotel está lejos de la estación. El metro de Milán es bastante sencillo de usar y la opción ideal para moverte por la ciudad para ahorrarte la caminata. Tan sólo tiene tres líneas, siendo la línea amarilla y la roja las que realizan una parada en la estación del Duomo. Aunque recientemente abrieron una nueva línea, la lila que pasa por las afueras de la ciudad.

El metro abre todos los días de 6:30 a.m. a 00:30 a.m., la frecuencia de llegada de los vagones en las estaciones más concurridas está entre los 2 y 4 minutos. Los tickets los puedes comprar directo en las estaciones del metro en donde tendrás varias opciones de tickets:

  • Boleto Sencillo para un solo viaje: 1.50€
  • Ticket abono 24 horas: 4.50€
  • Boleto abono 48 horas: 8.25€
  • 10 tickets sencillos: 13.80€

¿Cuándo ir a Milán?

Aunque en la mayoría de las ciudades europeas son ideales para visitarse en verano, no es el caso de Milán pues en estos meses el calor es insoportable, teniendo temperaturas de hasta 40°C con mucha humedad por lo que es difícil disfrutar la ciudad así. Por otro lado, los meses de invierno son fríos con temperaturas bajo 0°C y con máximas inferiores a los 10°C.

Es por ello que la gente prefiere viajar a Milán en los meses de la primavera o el otoño pues las temperaturas son más agradables y es época en la que la ciudad se llena de festivales y por lo mismo, de gente. Pero eso sí, hay dos meses en los que debes evitar a toda costa ir a Milán, agosto y enero, el primero por ser el mes más caluroso del año y el segundo por ser el más frío.

¿Cuántos días quedarte en Milán?

Aunque normalmente no recomiendo quedarte sólo un día en alguna ciudad, considero que Milán es para un día pues sus principales atracciones se recorren bastante rápido y fácil durante algunas horas. Entonces, en menos de un día ya habrás conocido gran parte de los puntos más importantes que tiene la ciudad y así podrás irte a otras ciudades en donde valga la pena quedarte un poco más de días.

Hospedaje en Milán

Hotel Windsor Milano

Este hotel 4 estrellas es una excelente opción para los viajeros que buscan comodidad y una buena ubicación. Localizado a tan solo 1.1 kilómetros de la estación central de trenes, la caminata hacia el hotel será de unos 15 minutos, aunque te recomiendo guardar la ubicación en el mapa pues el hotel está escondido por lo que me costó trabajo encontrarlo.

Si llegas antes de la hora de Check In será prácticamente imposible que te entreguen tu habitación pues aparentemente no están listas. Sin embargo, podrás dejar tu equipaje resguardado y aprovechar el cómodo lobby para descansar un rato. La estación de metro más cercana (Repubblica) se encuentra a escasos 250 metros del hotel por lo que llegarás en menos de 5 minutos a ella para desplazarte hacia otros lados de la ciudad.

Los cuartos del hotel son amplios, muy limpios y bastante cómodos. La cama es muy cómoda por lo que descansas bastante bien después de un día largo de recorrer la ciudad. El desayuno está incluido con gran variedad de opciones para cargarte de energías. A unos 200 metros del hotel se encuentra un Carrefour Market pequeño en donde podrás comprar tu cena o algo para comer durante el día.

¿Qué hacer en Milán?

El Duomo y alrededores

El Duomo, que en realidad es la Catedral de Milán, es el punto más visitado de toda la ciudad siendo una de las catedrales católicas más grandes de todo el mundo. Se empezó a construir en el año 1386 en el lugar que antes ocupaba la Basílica de San Ambrosio y la de Santa Tecla que fueron consumidas por un incendio en 1705. Su construcción se llevó a cabo durante cinco siglos por lo que diferentes arquitectos y artistas estuvieron a cargo del trabajo en la catedral para después dar como resultado una belleza de construcción.

El interior de la Catedral probablemente no sea tan espectacular como su exterior, sin embargo, guarda entre sus paredes objetos de gran valor como una estatua de San Bartolomé y un clavo de la cruz de Cristo, aunque normalmente está guardado. Dentro de la Catedral está el museo y la cripta en donde se conservan los restos de San Carlos Borromeo. Debajo de la Catedral se pueden visitar los restos arqueológicos de las Basílicas que se encontraban anteriormente en el lugar.

Lo mejor de toda la visita es tener la oportunidad de subir a las Terrazas de la Catedral, decido si hacerlo a pie o por elevador y realiza una fila (en ocasiones bastante larga) para poder recorrer lo alto del Duomo y así tener vistas únicas de la ciudad y de la estructura y esculturas que forman el exterior del Duomo. En ocasiones hay esculturas de artistas como exposiciones temporales en ella por lo que podrás tener un plus.

Los horarios dependen de la atracción que se quiera visitar:

  • Catedral: todos los días de 8:00 a.m. a 7:00 p.m.
  • Cripta de San Carlos: lunes a viernes de 11:00 a.m. a 5:30 p.m., sábados de 11:00 a.m. a 5:00 p.m. y domingos de 1:30 p.m. a 3:30 p.m.
  • Museo del Duomo: de 10:00 a.m. a 6:00 p.m. a excepción de los miércoles que permanece cerrado.
  • Terrazas: diario de 9:00 a.m. a 7:00 p.m.
  • Área arqueológica: diaro de 9:00 a.m. a 7:00 p.m.
  • Baptisterio: diario de 9:00 a.m. a 6:00 p.m.

Cada atracción tiene su precio, sin embargo, es recomendable comprar los pases especiales que incluyen varias atracciones a un precio especial.

  • Catedral, Cripta de San Carlos y el Museo del Duomo: 2€
  • Las Terrazas del Duomo: 9€ si subes a pie o 13€ si lo haces por elevador.
  • Área arqueológica: 6€
  • Pase A (Duomo + la Cripta + Museo del Duomo + las Terrazas por elevador + el Área arqueológica): 15€
  • Pase B (Duomo, la Cripta + Museo del Duomo + las Terrazas a pie + el Área arqueológica): 11€

El último ticket es vendido 60 minutos antes del cierre de la atracción y la entrada de la última persona a la atracción es 50 minutos antes del cierre. El personal de cada atracción podrá pedirte que salgas de la atracción gasta 30 minutos antes del cierre.

Deja un comentario