París

Guía de París, la ciudad que lo tiene todo

París es probablemente la ciudad que lo tiene todo. Es una ciudad que debes de visitar al menos una vez en la vida pues su belleza es inmensa, además de que cuenta con diversos atractivos que el viajero puede visitar para nunca aburrirse. En París siempre encontrarás algo nuevo qué hacer o algún lugar qué visitar.

Lo mejor para recorrer la ciudad es hacerlo a pie y en ocasiones cuando las distancias son muy largas, hacerlo en metro. Debes tomar en cuenta que, aunque en ocasiones algunos lugares aparentan estar cerca, la realidad es que no es así. Yo le llamo el “efecto Torre Eiffel” pues la puedes ver desde varios puntos de la ciudad, en algunos de ellos da la sensación de estar relativamente cerca, sin embargo, por más que caminas no llegas a ella.

A continuación, encontrarás rutas para caminar que en lo personal considero eficientes con los puntos de interés más importantes de la ciudad de París:

Día 1: lo ideal para comenzar tu recorrido por la ciudad, caminar por una de las avenidas más icónicas del mundo para llegar a uno de los jardines más bellos de París para ver un poco de la vida de los locales que, queriendo aprovechar los días calurosos, arman picnics en los jardines para ver pasar la tarde. Lo ideal es que puedes recorrer el Arco del Triunfo y Campos Elíseos tanto en el día como en la tarde. En total la caminata es de unos 5 kilómetros de idea.

  • Arco del Triunfo
  • Campos Elíseos
  • Plaza de la Concordia
  • Jardines de Tullerías
  • El Palacio Real
  • Museo de Louvre

Día 2: este día lo destinamos a conocer el recinto donde se encuentran los restos de unos generales más grandes que ha dado la historia, así como para recorrer uno más de los jardines que guarda la ciudad y por supuesto, visitar la estrella de París, la Torre Eiffel en donde podrás observarla desde Champ de Mars o Trocadero. Te recomiendo comprar una botella de vino, un queso o algo de comer para sentarte en los jardines y observar a este gigante de acero. Por último, puedes caminar por las orillas del Río Sena para admirar su belleza. De igual manera, te recomiendo regresar por el atardecer a la Torre Eiffel para verla con ambas luces ya que durante las noches suele haber espectáculos de luz y sonido en donde la torre se ilumina. En total la caminata es de 6 kilómetros.

  • El parque Les Invalides
  • Tumba de Napoleón
  • Champ de Mars
  • Torre Eiffel
  • Jardines de Trocadero
  • Caminata por el Río Sena
  • Puente Alejandro III

Día 3: este día lo reserve para conocer una de las iglesias más famosas del mundo, Notre-Dame en donde tendrás la oportunidad de visitarla por dentro y subir a ella para admirar las vistas de París. La caminata te llevará a otro de los parques famosos de la ciudad para terminar en la parte oscura de Paris. Recorriendo las Catacumbas de Paris para finalizar el día en el Cementerio de Montparnase. El recorrido es de unos 4 kilómetros y aunque son menos punto debes tomar en cuenta que las filas para subir a Notre-Dame y entrar a las Catacumbas son largas, en ocasiones de más de una hora.

  • Saint Chapelle
  • Catedral de Notre-Dame
  • Jardines de Luxemburgo
  • Catacumbas de Paris
  • Cementerio de Montparnase

Día 4: este día lo puedes reservar para entrar a algún museo y para conocer la parte norte de la ciudad en donde se encuentra la bella basílica del Sagrado Corazón, así como uno de los iconos y lugares más visitados de esta zona, Moulin Rouge. Tambíen podrás visitar uno de los cementerios más importantes de la ciudad y recorrer las calles llenas de tiendas de souvenirs. En esta zona, sobre todo en el Sagrado Corazón, hay muchos vendedores ambulantes que te abordan, te toman la mano e intentan ponerte un listón para después cobrarte. Evita darles la mano y simplemente sigue tu camino. La caminata es de unos 2.5 kilómetros, dejando al último la más corta, aunque las calles en esta zona suelen ser empinadas.

  • El Sagrado Corazón
  • Moulin Rouge
  • Cementerio de Montmartre
  • Recorrer las calles de Montmartre

En lo personal, recomiendo caminar la ciudad tanto de día como de noche pues siempre las luces durante la noche dan un toque especial a los lugares, y a París aún más. Si prefieres realizar caminatas cortas y recorrer la ciudad en metro, te recomiendo comprar en las máquinas de las terminales de metro la opción de 10 boletos de metro pues incluye un descuento. El boleto individual de metro cuesta 1.90€ mientras que 10 billetes te saldrán en 16€, es decir, tendrás un descuento del 16%.

Una de las ventajas de París es que existen cabinas de baños públicos en algunas calles por lo que no tienes que pagar por ir al baño, pero eso sí, en ocasiones habrá filas por lo que podrás estar hasta 30 minutos esperando ir al baño pues son de esos baños en los que sólo puede entrar una persona y al terminar el baño se cierra y se limpia solo por lo que una sola persona entre que pasa al baño y el sistema lo limpia, puede tardarse hasta 5 minutos.

París es una de esas ciudades que aparentemente todos saben cómo es pues la has visto en muchas ocasiones en películas o series de televisión, sin embargo, al recorrerla te darás cuenta de lo impresionante y bella que es. París debe estar en todos los itinerarios europeos de una persona, aunque sólo la visites por unos días.

¿Cómo llegar a París?

Aunque existen 3 aeropuertos en París, la mayoría de los turistas extranjeros llegan a través del aeropuerto Charles de Gaulle también conocido como aeropuerto de Roissy. Se encuentra a unos 25 kilómetros del centro de la ciudad de París y es el segundo aeropuerto con más afluencia de pasajeros en toda Europa por lo que en ciertas fechas, deberás tener mucha paciencia en las filas de migración que pueden llegar a ser de hasta 3 horas.

Como en todos los aeropuertos, existen diversas formas para llegar al centro de la ciudad siendo la mejor y más barata forma el tomar la línea B del RER o tren que conecta el aeropuerto Charles de Gaulle con la ciudad de París. Al salir del área de maletas sólo sigue los letreros que indican el lugar en donde están los trenes, será una caminata de unos 10 minutos hasta llegar al lugar en donde, a través de unas máquinas, podrás comprar por 9€ un ticket de ida hacia París. El tren tarda unos 45 minutos en llegar a París y te conecta con estaciones de metro por lo que te recomiendo checar cuál es la estación más cercana a tu hotel.

Hay mucha gente que también llega en tren, normalmente a Gare Du Nord que conecta a otras ciudades de Francia y a otras ciudades europeas. Este terminal del norte también está conectada a través del metro por lo que llegar es muy sencillo. En la terminal encontrarás opciones para comer y realizar compras. Por lo general siempre está llena, te recomiendo llegar con anticipación para entrar y checar de qué terminal saldrá tu tren.

¿Cuándo ir a París?

Hay quien dice que siempre es buena ocasión para ir a París, sin embargo, el verano llega a hacer mucho calor y a estar lleno de gente y en invierno el frío es muy duro para los que no estamos acostumbrados a estas temperaturas.

He ido dos veces a París, una en julio y otra en septiembre. En julio el clima es ideal para estar en shorts y una playera ligera, el sol pega muy duro por lo que es bueno cargar con bloqueador, una gorra y mucha agua. En estos días es más fácil cansarte si tu plan es recorrer la ciudad a pie y eso sí, prepárate para encontrarte con filas en todos lados pues la cantidad de personas que visitan la ciudad en junio y julio es enorme.

En septiembre, por el otro lado, el clima es mucho más templado con sol durante el día y un poco de frío en por las noches. Caminar la ciudad no es nada pesado, aunque de igual manera es bueno cargar con protector solar y agua. Aunque hay gente, las filas son mucho menores y las multitudes no son tantas como en verano. Para mí, la mejor época para visitar la ciudad es entre verano e invierno tomando en cuenta el clima pues la realidad es que gente siempre habrá en esta ciudad.

¿Qué hotel reservar en París?

Hotel Le Pavillon

Lo mejor del hotel es la excelente ubicación que tiene, a tan sólo 1 kilómetro de Champ de Mars, caminar hacia la Torre Eiffel te tomará 10 minutos, a la tumba de Napoléon unos 15 minutos y al Carrefour más cercano 2 minutos. La estación más cercana de metro está a una cuadra y media por lo que moverte por la ciudad no será problema. La entrada al hotel está medio escondida, será bueno que te vayas fijando con atención para que no se te pase.

El hotel es una especie de Hotel Boutique ya que cada habitación tiene una decoración diferente. Los cuartos son pequeños y en ocasiones quizá te sientas un tanto atrapado. El baño es pequeño también, pero se encuentra en buenas condiciones y con muy buena limpieza. El área para desayunar se encuentra en un piso debajo de la recepción y es un espacio muy acogedor con una decoración al estilo del hotel. En las fueras del hotel también hay mesas y sillas de las cuales podrás hacer uso para descansar, comer o tomar algún café.

El personal es muy amable, les puedes preguntar cualquier cosa y harán lo posible por ayudarte. Cuentas con información de tours y cosas que hacer en la ciudad. Los hace falta mejorar su red wifi ya que no llega con buena señal a todos los cuartos.

¿Qué actividades realizar en París?

París tiene demasiadas cosas que hacer. En lo personal recomiendo tomarte un par de días para caminar la ciudad ya que muchas de sus atracciones son edificios o monumentos que puedes visitar a pie.

Subir a la Torre Eiffel

¿Te imaginas subir a una de las construcciones más populares del mundo y tener vistas 360° de París? En la Torre Eiffel lo puedes hacer. La Torre Eiffel fue construida en 1889 con la intención de durar sólo 20 años y hoy, después de casi 130 años de existencia, es un icono de la ciudad que ha sido visitado por más de 250 millones de personas.

Llego el momento de subir, si no traes boletos puedes realizar la fila para comprar tu boleto, en meses sin mucha gente te tardarás una hora. Ya dentro subirás a unos elevadores que suben la primera parte de la torre dando una sensación de miedo para los que le temen a las alturas. Ya arriba podrás dar la vuelta y observar la vista o subir hasta la cima en caso de que hayas comprado el ticket completo.

La parte de la cima está a 276 metros sobre el piso y es el punto de la torre en donde las vistas son las mejores. Lo ideal es subir al atardecer para ver al sol esconderse y ver como la ciudad se va iluminando poco a poco para tener una postal única de Paris.

Existen 3 opciones para subir la torre, en ascensor hasta la segunda planta con un costo de 11€, en ascensor hasta la cima con un costo de 17€ y en escalera hasta la segunda planta con un costo de 7€. Te recomiendo visitar la página oficial para comprar con anticipación los tickets, aunque no siempre es tan sencillo pues los boletos en la página suelen agotarse por lo que tendrás que formarte debajo de la torre para comprarlos.

Visita a la Tumba de Napoleón

Es considerado uno de los más grandes genios militares de nuestra historia y alguna vez llego a tomar control de casi toda Europa Occidental y Central. Algunos lo consideran héroe mientras que otros dudan de su grandeza. Hoy en día sus restos mortales se encuentran dentro de uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad de París, Les Invalides.

Lo primero que debes hacer es admirarla por fuera pues su cúpula tiene más de 12 kilos de oro y por su altura, se puede ver fácilmente desde varios puntos de la ciudad. Ya dentro, tendrás la oportunidad de recorrer cada espacio que parece sacado de obra de arte por lo bello del lugar. La tumba de Napoleón, un imponente féretro de roble de un tamaño muy grande que en su interior guarda otros 5 féretros y los restos del militar.

El precio para visitar este recinto es de 11€ por persona. Los horarios son de 10:00 a.m. a 6:00 p.m. entre abril y septiembre y hasta las 5:00 p.m. entre octubre y marzo.

Museo del Louvre

Considerado como uno de los mejores museos del mundo, el Louvre recibe la visita de más de 8 millones de personas cada año. Su colección es de más de 300 mil piezas, aunque sólo se llegan a exhibir alrededor de 35 mil piezas a la vez. Es decir, tendrás mucho que ver y recorrer dentro del museo.

Prepárate para los empujones y olas de gente, sobre todo en las piezas más famosas del museo. Entre las piezas que no debes perderte están La Gioconda, La Libertad Guiando al Pueblo, La Venus de Milo, La Victoria Alada y el Escriba Sentado siendo la Gioconda de Da Vinci la que más ojos, fotos y gente acapara. Las obras principales tienen señalamientos en el museo para que puedas llegar. Te recomiendo que éstas sean las obras que visites al entrar al museo.

Es recomendable comprar las entradas por internet para evitar las largas filas y entrar mucho más rápido. El costo de la entrada al museo del Louvre es de 17€ y por 5€ más podrás agregar una audioguía. Los horarios son de 9:00 a.m. a 6:00 p.m. los lunes, jueves, sábados y domingos y de 9:00 a.m. a 9:45 p.m. miércoles y viernes mientras que los martes permanece cerrado. El tiempo de recorrido dependerá de la cantidad de salas que quieras visitar, pero al menos te recomiendo dedicarle medio día para ver lo más importante.

Subir a Notre Dame

La Catedral de Notre Dame es uno de los edificios con estilo gótico más antiguos del mundo. De culto católico y construida en honor a la Virgen María, Notre Dame ha sido testigo de acontecimientos de suma importancia en la historia mundial como la beatificación de Juana de Arco o la coronación de Napoleón Bonaparte.

La catedral cuenta con dos torres de 69 metros a las cuales podrás subir después de realizar una fila bastante larga pues la atracción es muy popular y el espacio en el techo es muy reducido por lo que poca gente está arriba al mismo tiempo. Deberás tener la condición suficiente para subir sus 387 escalones. Estando arriba podrás ver de cerca las famosas gárgolas que parecen cuidar la ciudad además de impresionantes vistas de Paris.

El precio para subir a las alturas de Notre-Dame es de 8.50€ por persona. Los horarios para subir a las torres de Notre-Dame son de 8:00 a.m. a 6:45 p.m. de lunes a viernes y hasta las 7:15 p.m. sábados y domingos. Te recomiendo llegar lo más temprano posible para evitar las largas filas.

Recorrer las Catacumbas

Las Catacumbas de París no siempre están en el itinerario de todos, pero es una atracción que considero que vale la pena visitarla. Consiste en una red de túneles conectados por estrechos pasadizos que guardan los restos óseos de muchas personas que han sido acomodados de tal forma que en ocasiones forman figuras.

El recorrido por las catacumbas puede parecer un poco tenebroso pues están debajo de la ciudad observando millones de huesos humanos puestos uno sobre otro. La entrada por día está restringida a 200 personas, se camina alrededor de 2 kilómetros con una duración de 45 minutos aproximadamente.

El costo para entrar a las catacumbas es de 12€ y por 5€ podrás comprar la audioguía que te explicará todos los detalles de este lugar. Los horarios de visita son de martes a domingo de 10:00 a.m. a 8:30 p.m. aunque las taquillas cierran a las 7:30 p.m., los lunes las catacumbas permanecen cerradas. Para más información te recomiendo visitar su página.

Palacio de Versailles

Hablaré en un post aparte de la experiencia de visitar este famoso palacio desde París. ¿Quieres ir? Da clic aquí para leerlo y obtener la mejor información para ir a Versailles.

Algo que compartir de Paris

La segunda vez que visité país lo hice semanas posteriores al atentado del 14 de julio de 2016 en Niza en donde varias personas fallecieron. Al llegar, desde el aeropuerto se respiraba un aire extraño de alerta puesto que las filas en migración eran muy largas, de hasta 3 horas.

Saliendo del aeropuerto decidí tomar el RER B para ir al centro de la ciudad. El tren iba lleno de extranjeros que venían saliendo del aeropuerto, cansados de haber tenido que pasar 3 horas en una fila. En una de las paradas que hace el tren, se subieron varias personas que hablaban francés, el tren por alguna razón se había quedado parado con las puertas abiertas. Después de unos 5 minutos de estar parados en la estación, unas personas entraron al vagón del tren gritando en francés y en algún otro idioma que no pude detectar, aquellos que entendieron se levantaron muy rápido y gritando se salieron del tren. Los turistas que no habíamos entendido nada tuvimos diferentes reacciones, hubo los que se tiraron al suelo, los que salieron gritando, pero eso sí, con maletas en brazo y los que, como yo, nos quedamos parados en shock tratando de entender la situación. Al final, después de los gritos, nos dimos cuenta que no pasaba nada por lo que subimos de nuevo al tren y en cuestión de minutos éste arranco de nuevo.

¿Por qué comparto esto? Después de esta situación me di cuenta que, en ocasiones, le gente viven en pánico y pasa ese pánico a otras personas sin antes evaluar bien la situación lo que hace que la gente salga corriendo para cualquier lado sin pensar. Afortunadamente, esta vez fue sólo una falsa alarma, sin embargo, hay que estar conscientes de que este tipo de situaciones pueden ocurrir y que, aunque suene complejo, a veces es mejor mantener la calma para tomar decisiones inteligentes.

París Noche 3

Otras guías que pueden interesarte:

 

Deja un comentario