Consejos para viajar a Francia

Francia, recorriendo el país más visitado del mundo

Francia es una parada obligada para todo el viajero que visita por primera o décima vez Europa, sin importar si eres mochilero o viajero de lujo, este país tiene de todo y para todos no en vano es el país más visitado del mundo y uno con el mayor número de Patrimonios de la Humanidad declarados por la UNESCO.

Cuando uno piensa en Francia, probablemente la primera imagen que venga a la mente sea la de Paris y la Torre Eiffel, sin embargo, tiene mucho más que ofrecer que esta grandiosa ciudad. Viajar por Francia puede ser un viaje al pasado en donde podrás visitar antiguas ciudades, una franja de castillos, playas y pueblos que parecen sacados de cuentos. La mayoría de las personas que van a este grandioso país sólo visitan una o dos ciudades por lo que, tendrás tranquilidad en varios lugares.

La mayoría de las personas que viajan a Francia llegan por Paris, punto de entrada para la mayoría de vuelos internacionales y, aunque el aeropuerto es grande, en temporada alta puedes llegar a estar más de dos horas en las filas de migración, algo nada bueno pues la primera impresión del país no será la mejor. Moverte dentro de Francia es bastante fácil incluso si no entiendes el francés. La mayoría de las ciudades están conectadas vía tren o, de lo contrario, por autobús y, si compras con anticipación podrás encontrar precios muy bajos en casi todos los trayectos, hasta 50% más barato que comprándolo días antes por lo que la planeación es esencial en este país.

El pueblo francés no goza de la mejor fama en cuanto a ayuda al turista se refiere, sin embargo, por mi paso en diferentes ciudades me encontré con gente siempre dispuesta a ayudar al viajero si lo necesitas, sin importar dónde estés o de dónde seas.

Viajar a Francia en Tren

En otros posts estaré hablando más a detalle de cada uno de los lugares que incluí en mi ruta en tren de 15 días recorriendo el país, pero para iniciar, un pequeño resumen de cada uno de ellos:

  1. París – la ciudad más visitada del mundo es también una de las más bellas y que más cautivan de Europa. Con sus miles de atracciones, monumentos y museos de primer mundo, la ciudad da para recorrerla en varios días siempre encontrando algo diferente qué hacer. En ella se respira la historia que dio forma al país, así como la cultura y arte que hoy admiramos.
  2. Mont Saint-Michel – probablemente una de las abadías más bellas del mundo pues se encuentra en una especia de isla que en ocasiones es separada de la tierra gracias a la marea. Visitarla es adentrarte al pasado para contemplar la belleza del lugar. En este lugar podrás tomar fotografías dignas de postal.
  3. Saint-Malo – una ciudad amurallada que casi fue destruida durante la Segunda Guerra Mundial, esa es Saint-Malo. Caminar por la muralla para rodear la ciudad es algo que no deberás dejar pasar, además de caminar por la playa para visitar alguno de los fuertes frente a ella.
  4. Nantes – la modernidad a alcanzado a algunas ciudades, pero ésta ha sabido mantener su toque del pasado con algo de nostalgia entre sus calles. En el centro de la ciudad, un bonito castillo que suele ser una de las imágenes más reconocida del lugar.
  5. Valle de Loira – existe una franja en el centro de Francia en donde existen 21 castillos que pueden ser visitados para explorarlos y aprender más de la historia del país. Arma bien tu itinerario pues existen castillos impresionantes que valen la pena ser recorridos con calma.
  6. Estrasburgo – de toque alemán, esta pequeña pero importante ciudad de edificios blancos es entrada a la región de la Alsacia francesa y también sede del Parlamento de la Unión Europea. Con canales entre sus calles, esta ciudad te enamorará a primera vista.
  7. Colmar – una de las ciudades más importantes de Alsacia, pero mucho más pequeña que Strasbourg, Colmar parece ser sacada de un cuento de hadas con sus pequeñas calles de edificios coloridos. En los alrededores de la ciudad existen pueblos similares, pero más pequeños que pueden ser visitados, además de una zona vinícola.

Recomendaciones para viaja a Francia

  • Intenta comprar tus entradas con anticipación, sobre todo aquellas para las atracciones más importantes como la Torre Eiffel, el Palacio de Versailles o el Museo del Louvre, de esta manera te ahorrarás las largas filas y aprovecharás de mejor manera tu tiempo.
  • De igual manera, intenta llegar ya con una ruta planeada para recorrer el país, así podrás comprar los trenes o autobuses con anticipación y ahorrar bastante dinero que te podrá servir para comprar las entradas o alguna comida.
  • Prepárate para caminar, lleva zapatos cómodos pues en este país se camina mucho y cuando digo mucho es porque es MUCHO. Aunque en ciudades como Paris existe el metro, lo ideal es recorrerla caminando para poderla conocer bien.
  • Dependiendo de la época en la que vayas a Francia el clima puede variar, teniendo en verano días muy calurosos en donde caminar bajo el sol se vuelve un fastidio o en invierno cuando el frío es mucho más fuerte. Fuera de esas temporadas el clima es bastante agradable, con días de sol y noches templadas.
  • La propina ya está incluida en los precios del menú por lo que será tu decisión dejar algo más o no. Si no dejas nada adicional la gente no se ofenderá pues saben que ya está incluida en los precios. Fíjate que en el menú diga “service compris”, esto significa que ya te lo están cobrando por si quieres asegurarte que le estás dejando algo a la persona que te atendió.
  • Existen muchos países que no necesitan visa para entrar a Francia y que tendrán hasta 90 días de libre tránsito en el país y zona Schengen con tan sólo el sello de entrada. Para obtener mayor información acerca de la entrada a Francia visita el siguiente enlace.