Consejos para viajar al Sudeste Asiático

El Sudeste Asiático, la joya de Asia

Muchos llaman al Sudeste Asiático como la joya de Asia (o al menos yo) y es que, debido a su belleza, sencillez, tradiciones arraigadas y amabilidad de su gente, esta zona se ha vuelto popular entre los viajeros que buscan una nueva experiencia en viajes. El turismo en el Sudeste Asiático hoy se encuentra en crecimiento y con ello, el desarrollo de algunas ciudades lo que en ocasiones ayuda y en otras perjudica.

Torres Petronas Kuala Lumpur

Son varios los países que conforman esta región de Asia, sin embargo, las diferencias entre ellos son notables. En países como Vietnam, Laos o Camboya la situación económica no es favorable y como viajero te podrás dar cuenta de ello, conociendo el modo de vida de la gente y recorriendo las calles de sus diferentes ciudades. Por el otro lado, tienes a Tailandia que en los últimos años se ha desarrollado considerablemente para tener en Bangkok una ciudad con rascacielos modernos mezclados con templos antiguos que guardan historias. Y en el otro extremo se encuentran países como Malasia o Singapur que su desarrollo económico y social ha sido impresionante.

Lo primero que notarás al llegar a la región, sin importar a qué país llegues, es la diferencia que existe entre las culturas de occidente y oriente pues prácticamente todo será nuevo para ti. Lo que a su vez significa aprender nuevas cosas, enfrentarte a nuevos retos y, por supuesto, asombrarte durante todo el viaje. La religión es muy importante para ellos y en algunas ciudades es notable la mezcla de diferentes culturas y diferentes religiones por lo que siempre viaja con la mente abierta a entender un modo de vida totalmente diferente al que estás acostumbrado.

Bangkok Tailandia

Viajar por el Sudeste Asiático es sumamente barato y sencillo, para viajar largas distancias existen aviones de bajo costo que te permiten recorrer la región de manera sencilla y si quieres viajar dentro de un país lo mejor es hacerlo en camión o camionetas que recorrer ciertos tramos. Incluso moverte dentro de las mismas ciudades es bastante económico teniendo tuk tuks, taxis o hasta Uber como opción para ello.

En otros posts estaré hablando más a detalle de cada uno de los lugares que incluí en mi ruta recorriendo la región del Sudeste Asiático, pero para iniciar, un pequeño resumen de cada uno de ellos:

  1. Halong Bay (Vietnam): relájate en un ambiente natural con vistas únicas en el mundo. La mayoría de la gente visita este lugar en crucero al visitar el país pues se ha vuelto sumamente popular debido a su belleza.
  2. Hanoi (Vietnam): con comida exquisita, la capital de Vietnam aparente ser sumamente caótica, y lo es. Sin embargo, es un caos ordenado de cierta manera. Recorrer el centro de la ciudad es obligatorio en donde pondrás a prueba tu capacidad para ignorar el miedo al cruzar una calle.
  3. Luang Prabang (Laos): esta ciudad es quizá la más calmada de todo el Sudeste Asiático. Presume ser la que mayor cantidad de templos tiene por lo que debes visitarlos todos. Caminarla es sencillo y gratificante pues te encontrarás con rincones únicos de relajación y paz, difíciles de encontrar en otro lado.
  4. Siem Reap (Camboya): hogar de la construcción religiosa más grande del mundo, Angkor Wat; visitarla es obligatorio para todos los que visitan la región. Los templos de Angkor son impresionantes y enormes por lo que te tomara un par de días recorrerlos.
  5. Bangkok (Tailandia): la capital de Tailandia combina los grandes edificios modernos con la cultura antigua. Una ciudad grande, cuenta con templos espectaculares, quizá de los más bellos de toda la región.
  6. Phuket (Tailandia): una de las playas más famosas de todo el Sudeste Asiático, en ocasiones aparenta ser una trampa para turistas, sin embargo, los alrededores son bastante bellos y la fiesta es de 24 horas.
  7. Kuala Lumpur (Malasia): con sus dos torres como símbolo de la ciudad, Kuala Lumpur es sinónimo de que si se quiere se puede en el Sudeste Asiático pues la ciudad ha sabido conservar muy bien sus tradiciones a pesar de su desarrollo.
  8. Singapur (Singapur): sin duda alguna una de las ciudades más desarrolladas de todo el mundo, donde el orden impera y el lujo abunda. Visitar Singapur es de una u otra manera visitar el futuro pues esta ciudad se encuentra varios pasos delante de todo el mundo.

Recomendaciones para visitar el Sudeste Asiático:

  • Siempre trata de negociar cualquier cosa que quieras comprar y siempre hazlo con una sonrisa. El 100% de las veces, los vendedores locales inflan el precio ya que no todos los turistas están acostumbrados a pedir un mejor precio y el 100% de las veces que lo pides, lo conseguirás, pero recuerda, tampoco abuses.
  • Aprende algunas palabras básicas en el idioma de cada país, al menos “Hola” y “Gracias”, de esta manera demostrarás que te importa su cultura y que estás haciendo el intento de poder comunicarte con ellos en su idioma. No seas el típico viajero que todo lo pide en inglés y que si no lo entienden se enoja.
  • Respeta la cultura y religión local, esta zona tiene costumbres y tradiciones muy diferentes a las que estamos acostumbrados en occidente y, si quieres visitar la región deberás respetar en todo momento las indicaciones y restricciones, especialmente en los templos.
  • Lleva dinero en efectivo pues el uso de tarjetas de crédito no es muy común a menos que vayas a ciertos restaurantes y tiendas. Lo recomendable es llevar dólares y cambiarlos en el aeropuerto, banco o en alguna casa de cambio certificada.
  • Recorre sin miedo, siempre con sentido común. Como en todos los lugares del mundo, es esencial utilizar el sentido común para evitar ciertas zonas. Aunque las zonas turísticas son lo suficientemente seguras, siempre es mejor ser precavido.
  • Come la comida local, te sorprenderán los nuevos sabores. La comida en aquella parte es deliciosa, atrévete a probar lo que encuentres, come en la calle, desayuna sopa y toma café local, tu paladar te lo agradecerá.
  • La mayoría de los países requieren visa para entrar, algunas de ellas se pueden tramitar en los aeropuertos a tu llegada, mientras que otros deberás tramitarlas en la embajada del país en tu localidad. Investiga en internet acerca de tu nacionalidad.
  • La propina en el Sudeste Asiático depende del país que estés visitando, si bien, la mayoría de los países no tienen economías sólidas, en un país como Singapur es mal visto dejar propina mientras que en Tailandia, Vietnam, Laos o Camboya se recomiendo dejar el 10% sobre tu cuenta en los restaurantes o puestos de comida callejeros.
  • Hay muchas estafas llevándose a cabo en la calle. Una de las más comunes son las personas que se acercan a ti cuando estás tratando de entrar a un templo en específico para decirte que el templo está cerrado o que no te dejarán pasar por tu vestimenta. Obviamente esto es mentira y lo hacen con el objetivo de llevarte hacia otro templo o atracción por la cual ellos reciben un porcentaje de lo que pagas.
  • Como el idioma resulta ser una barrera, es recomendable llevar a la mano el nombre de los hoteles en donde te hospedarás e, idealmente, el mapa o dirección para que se lo puedas mostrar al taxista o transportista y puedas llegar sin problema.

Deja un comentario