Guía para visitar Xochimilco

Xochimilco, entre naturaleza y folklor

Si eres mexicano o extranjero y estás visitando la Ciudad de México, Xochimilco debe de estar en tus planes. Este lugar, considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO eso muy concurrido entre los que buscan una opción diferente y única de conocer uno de las zonas más sorprendentes de la ciudad. Xochimilco es también conocida como la Venecia mexicana, con una red de canales de más de 170 km2 rodeados de jardines flotantes creados por los prehispánicos para el cultivo llamados chinampas.

Xochimilco 9

Xochimilco es hoy un pedazo de historia que se mantiene viva desde la época prehispánica y, aunque ha cambiado bastante, es sumamente popular y atractiva para cualquiera que la visite. En ella se vive el folklor y color del mexicano, con sus trajineras coloridas, música en vivo y comida recién hecha, el caos que en ocasiones se llega a vivir se olvida gracias a la experiencia.

La delegación de Xochimilco se encuentra ubicada al sur de la ciudad en donde se encuentra su principal atractivo, canales de agua por donde navegan barcos coloridos. Llegar quizá no es tan sencillo por lo que es ideal ir con alguien que conozca la zona. Para pasear por los canales deberás llegar a alguno de los embarcaderos que tiene el lugar, siendo el de Nativitas, uno de los más populares y conocidos.

Las trajineras están disponibles durante todo el año a un costo de $350 la hora (en 2017) por trajinera en la que caben hasta 16 personas, sin embargo, puedes llegar a negociar para conseguir un mejor precio. El número de horas dependerá de lo que quieras hacer pues el paseo puede durar entre una y cinco horas. Al principio parecerá un caos, trajineras por todos lados, chocando unas con otras, los canales un tanto sucios y vendedores por doquier que te ofrecen desde comida, cervezas o dulces mexicanos, hasta mariachis y marimbas que van a tu lado para tocar alguna pieza musical.

Lo ideal es poder cruzar a la zona ecológica, tomará mucho más tiempo, pero verás la diferencia. Para cruzar es necesario llegar a la exclusa, bajarse de la trajinera y esperar que la máquina la cruce de un lado a otro. Entre el Xochimilco conocido y la zona ecológica existe una diferencia entre los niveles del agua por lo que la exclusa es esencial, aunque hay veces que no está operando. La zona ecológica es una zona mucho más tranquila, con muchas menos trajineras, más limpia y con animales como garzas y patos por doquier.  En esta zona se encuentra una de las principales atracciones de Xochimilco, la Isla de las Muñecas que ha tomado relevancia turística gracias a varios documentales que se han hecho de su historia. La isla tiene un costo de $30 MXN por persona e incluye la entrada y una pequeña explicación de la historia del lugar contado por el dueño de la isla. Este lugar puede no gustar a todos pues por todos lados hay muñecas colgadas, algunas ya viejas y con un aspecto tenebroso, pero que son parte de la historia de Xochimilco. De regreso puedes pedirle a tu trajinero que te enseñe la técnica para navegar y dirigir una trajinera, actividad bastante complicada y cansada.

Lo recomendable es llegar lo más temprano posible, idealmente antes de las 12 horas para aprovechar el día y, si vas sin tour, negociar con algún trajinero el precio por hora. También te recomiendo llevar tus bebidas y comida, aunque directo en las trajineras puedes comprar alguna cerveza, quesadillas o antojito mexicano. Si no quieres rentar una trajinera para ti solo existe la opción de tomar una trajinera colectiva por $20 MXN, aunque la experiencia es totalmente diferente pues los colectivos son más barcos que trajineras.

Navegar por los canales de Xochimilco en una trajinera será una de esas experiencias que se quedarán por siempre en tu memoria.

 

Deja un comentario