Oaxaca

Viajar a Oaxaca: color, comida y artesanías

La Ciudad de Oaxaca es una de las ciudades más bellas de todo México. Con sus casas de colores, iglesias y edificios con fachadas de estilo colonial, hoy esta ciudad es una de las que enamoran a los turistas extranjeros que la visitan. Considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Oaxaca es un lugar lleno de tradiciones cuyos alrededores tienen mucho que ofrecer. ¡Y ni qué decir de la deliciosa gastronomía oaxaqueña! Viajar a Oaxaca es una experiencia para todos tus sentidos.

Guía de Oaxaca

Recorrer la ciudad: caminando

Lo mejor para conocer esta ciudad es a pie, descubriendo sus rincones y entrando a todos los lugares posibles. Las partes principales de la ciudad están adaptadas para que la gente las camine por lo que están libres de automóviles. Estas zonas turísticas están repletas de tiendas, restaurantes, cafés y boutiques en donde podrás conocer un poco más de la oferta cultural y gastronómica de la ciudad. Famosa por diversas cuestiones, Oaxaca cuenta con una gastronomía exquisita, con artesanías únicas e historia prehispánica y colonial.

Andador Macedonio Alcalá

Excursiones a Oaxaca

¿Qué ver en Oaxaca?

Existen ciertos lugares en la ciudad que no puedes dejar de visitar entre los que destacan:

  • Andador Macedonio Alcalá
  • La Catedral de la Ciudad de Oaxaca
  • Basílica de la Soledad
  • Iglesia de la Compañía de Jesús
  • Ex Convento de Santo Domingo
  • Plaza de la Constitución
  • Mercado 20 de noviembre y Mercado Benito Juárez
  • Jardín Etnobotánico de Oaxaca

Quizá la atracción más popular de Oaxaca es el hermoso Ex Convento de Santo Domingo. Ejemplo de la arquitectura barroca y visitado por el Papa Juan Pablo II en 1979. El Andador Macedonio Alcalá es el principal andador de la ciudad con sus calles coloridas. Es ideal para recorrerse ya que te lleva del Ex Convento a la Catedral.

Oaxaca Santo Domingo

Oaxaca no te decepcionará, Oaxaca, ¡tienes que vivirlo!

¿Cómo llegar a Oaxaca?

La mayoría de las personas que deciden viajar a Oaxaca lo hacen desde la Ciudad de México. Aunque el trayecto no es corto, se pueden ir haciendo paradas, especialmente cuando se pasa por el estado de Puebla. El recorrido es de más de 460 kilómetros, lo que te tomará entre 5 y 6 horas dependiendo tu ritmo y, por supuesto, el tráfico que encuentres, especialmente saliendo de la Ciudad de México.

Otra opción para llegar, y la más económica, es haciéndolo en camión. Pues prácticamente todas las terminales de la Ciudad de México tienen trayectos hacia Oaxaca que se realizan en 6 o 7 horas. La Terminal TAPO es la que mayor frecuencia de autobuses tiene, con 33 al día. El precio varía, sin embargo, el rango de precio va de los $360 MXN a los $900 MXN.

Por otro lado, también existen vuelos del aeropuerto de la Ciudad de México al aeropuerto de la Ciudad de Oaxaca con una duración de tan sólo 1 hora. El costo depende de la aerolínea y la época, pero el precio es mucho mayor al de un autobús.

Clima en Oaxaca

Oaxaca es un estado que se puede visitar a lo largo del año. En mi caso lo hice en febrero, cuando aún es invierno en México y el clima estaba bastante caluroso con días soleados y noches en donde la temperatura baja por lo que es recomendable llevar un suéter o chamarra ligera. La época más popular es el verano cuando las temperaturas son más altas (~30°C), sin embargo, también lo son las lluvias pues entre junio y septiembre son los meses que más lluvias se registran en la zona.

Hierve el Agua Oaxaca

De noviembre a febrero las temperaturas promedio rondan los 20°C por lo que es una buena época para visitar la ciudad; no hace tanto calor, la cantidad de turistas no es tan alta y prácticamente no hay lluvias que puedan frustrar tu viaje.

Otra buena época es visitar la ciudad en julio cuando se celebra la Guelaguetza. Una celebración que es ya una tradición en el estado y en el país entero. Si eliges visitar la ciudad en estas fechas toma en cuenta que los precios se incrementan considerablemente y que conseguir una habitación en un hotel será más complicado si no lo hiciste con bastantes meses de anticipación.

Hoteles en Oaxaca

Booking.com

Te recomiendo: One Hotel Oaxaca Centro

Este hotel de la cadena One es un hotel de negocios, de los más económicos que hay en la ciudad, también de los más sencillos. Pero tiene la gran ventaja: tiene una perfecta ubicación pues se encuentra a sólo 10 minutos caminando del Templo de Santo Domingo y de la mayoría de las atracciones de la ciudad.

¿Cuántos días quedarte en Oaxaca?

Si lo que pretendes es visitar sólo la Ciudad de Oaxaca entonces un fin de semana completo será más que suficiente. Sin embargo, si tu plan es recorrer la ciudad y los alrededores de ésta entonces necesitarás al menos 4 días.

Es prácticamente imposible realizar el recorrido por los alrededores en menos días. A menos que vayas de entrada por salida, con prisas y sin poder disfrutar de cada uno de los lugares que son bastante populares entre los que visitan la Ciudad de Oaxaca.

Zona Arqueológica de Mitla

¿Qué hacer en los alrededores de la Ciudad de Oaxaca?

Al viajar a Oaxaca te recomiendo recorrer los alrededores. Ya que hay varios atractivos que puedes visitar durante el día pues están bastante cerca de la ciudad.

Zona Arqueológica de Monte Albán

Esta zona arqueológica es hoy Patrimonio de la Humanidad y en su pasado fue una de las ciudades más importantes de Mesoamérica. La antigua ciudad se fundó en el 500 a.C. sobre una montaña por lo que las vistas desde la zona te permiten admirar el Valle de Oaxaca. Visitarla es muy agradable, aunque lo más recomendable es hacerlo muy temprano o lo más tarde posible ya que el sol de mediodía pega con mucha fuerza.

Monte Albán es considerada una de las 10 Mejores Zonas Arqueológicas de México.

Entre los edificios que destacan en la zona son:

  • Plaza Central
  • El Juego de Pelota
  • Observatorios
  • El Palacio
  • Plaza de los Danzantes
  • Sistema IV
  • Plataforma Sur
Monte Albán Oaxaca

La zona arqueológica de Mote Albán se encuentra a menos de 7 kilómetros del centro de la Ciudad de Oaxaca por lo que llegar a ella te tomará unos 20 minutos en automóvil. El lugar cuenta con un estacionamiento amplio, el cual se empieza a llenar conforme pasa el día.

El costo de acceso a la zona arqueológica de Monte Albán es de $70 por persona y se mantiene abierta durante los 365 días del año de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. Además, la zona cuenta con un museo, cafetería y restaurante.

Zona Arqueológica de Monte Albán

Hierve el Agua

Hierve el agua es una zona natural única en México. Cuenta con cascadas y pequeñas pozas de agua azul verdosa salidas de un manantial. El agua tiene una temperatura de unos 24°C por lo que la gente suele meterse a ellas. En el lugar podrás realizar una caminata por los alrededores para conocer de cerca las cascadas petrificadas que tienen entre 12 y 30 metros de altura.

Pozas de Hierve el Agua

Llegar a Hierve el Agua es relativamente sencillo, se encuentra a unos 70 kilómetros desde el centro de la ciudad por lo que el trayecto durará 1 hora y 30 minutos. Revisa bien el trayecto que seguirás ya que hay uno por una carretera de paga y otro en donde subes una montaña de un carril con un precipicio a lado que es mucho más peligroso.

Entrar a Hierve el Agua es sumamente barato, el costo es de $25 MXN por personas y eso ha hecho que no haya instalaciones de primer nivel, sin embargo, cuenta con baños y palapas que puedes rentar. El lugar está abierto durante todo el año con un horario de 8:00 a.m. a 7:00 p.m.

Hierve el Agua

Mitla y El árbol del Tule

Mitla es una zona arqueológica que combina el pasado prehispánico de la zona con edificios construidos durante la llegada de los españoles. Aunque no es tan espectacular como otros sitios arqueológicos del país, es tan interesante como las más populares. En el siglo XVII se construyó el Templo de San Pablo sobre uno de los patios de la zona por lo que se puede observar esa combinación de culturas.

Templo de San Pablo

Desde el centro de Oaxaca se recorren unos 41 kilómetros por lo que el trayecto tomará unos 50 minutos. La zona arqueológica de Mitla permanece abierta de lunes a domingo de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. y la entrada tiene un costo de $65 MXN.

Ya de regreso podrás pasar a admirar el imponente árbol de Tule que se encuentra casi llegando a la Ciudad de Oaxaca desde Mitla. Este árbol es famoso por contar con el tronco más grande del mundo. Este ahuehuete tiene 14,05 metros de diámetro y una altura de 42 metros. Hoy el árbol está protegido y por ello ya sólo lo puede observar de lejos.

Árbol de Tule

Visita los Pueblos de Artesanías

Si te interesa el arte entonces puedes visitar dos pueblos cercanos a la Ciudad de Oaxaca. El primero de ellos, San Martín Tilcajete, es cuna de los famosos alebrijes. Esculturas normalmente hechas de madera con formas de animales fantásticos que nacieron de la mente creativa de un poblador de aquel pueblo. En San Martín Tilcajete podrás encontrar varias tiendas en donde venden diferentes tipos de alebrijes o bien, visitar algunas de las fábricas en donde se producen día a día miles de estas artesanías coloridas.

Alebrijes

El otro pueblo, San Bartolo Coyotepec, es cuna del Barro Negro oaxaqueño. Lugar en donde podrás conocer más acerca del proceso que los artesanos llevan a cabo para crear el barro de este peculiar color. En el pueblo podrás encontrar un mercado con varios puestos en donde venden infinidad de piezas de barro negro usualmente utilizadas para decoración del hogar.

El pueblo más cercano desde la Ciudad de Oaxaca es San Bartolo Coyotepec que se encuentra a 25 minutos o 14 kilómetros del centro. De ahí, se recorren otros 14 kilómetros para llegar a San Martín Tilcajete.

Mapa de los sitios que visitar alrededor de Oaxaca

Deja un comentario