Guía para viajar a Mérida

Mérida, la ciudad próspera de los cenotes

Visitando Mérida estarás recorriendo una de las ciudades más prósperas y tranquilas de todo México. Como la mayoría de las grandes ciudades mexicanas de aquella región, Mérida fue construida sobre los restos de una civilización maya y hoy, los habitantes de la ciudad conservan bien sus tradiciones prehispánicas, las presumen y se sienten orgullosos de su pasado maya.

Mérida es conocida como “la ciudad blanca” en donde existen tres versiones del porqué, la primera cuenta que se le llama así a la ciudad debido a que era una ciudad de gente blanca pues en los censos de inicios del siglo XX no había ningún habitante con apellido maya. Otra versión cuenta que se la dice ciudad blanca por la limpieza de sus calles y la última dice que tiene que ver con el color de la piedra con la que se construyeron los edificios de la ciudad.

Mérida-min

Para conocerla a fondo es recomendable caminarla pues sus calles esconden rincones con mucha historia que no te querrás perder. Su Centro Histórico, que es considerado el segundo más grande de todo México, es una excelente opción para iniciar el recorrido. No dejes de incluir en tu itinerario la Catedral de Yucatán, así como la Plaza Grande. En los alrededores hay varias iglesias y parques que pueden ser visitados siendo la de San Juan Bautista o la de Nuestra Señora de Guadalupe de las más reconocidas. Ahora que si quieres conocer a la Mérida actual deberás incluir el Paseo de Montejo en tu ruta, con grandes construcciones coloniales y diversos restaurantes, es un lugar concurrido entre los habitantes, especialmente de noche.

Mérida Noche-min

¿Cómo llegar a Mérida?

La mayoría de las personas que visitan la ciudad lo hacen vía el Aeropuerto Internacional de Mérida ubicado muy cerca del centro de la ciudad, a tan sólo 8 kilómetros por lo que llegar hasta el centro es rápido. Quizá te tome uno 15-20 minutos en un auto manejar hasta donde se encuentra la Catedral siguiendo los señalamientos de las avenidas. Lo recomendable es rentar un coche directo en el aeropuerto, claro, si tu idea es recorrer los alrededores de la ciudad y, por qué no, llegar más allá. Otra opción para llegar a la ciudad es hacerlo en los autobuses ADO que parten cada 30 minutos hacia diferentes destinos o bien, en alguno de los taxis autorizados del aeropuerto con tarifas ya fijas.

Otra opción común para los viajeros es visitar la Ciudad de Mérida desde Cancún en automóvil. Aunque no se encuentra tan cerca, pues el trayecto es de poco más de 300 kilómetros y 3 horas 30 minutos manejando, hay viajeros que suelen hacerlo en búsqueda de recorrer la Península de Yucatán.

¿Cuándo ir a Mérida?

El clima en Mérida es tropical cálido y húmedo con bastantes lluvias entre junio y octubre. Las temperaturas más calurosas las encuentras en primavera cuando se llegan a tener más de 40°C. En invierno la temperatura suele descender bastante por lo que ir preparado para climas calurosos y fríos en el mismo día es esencial. La temperatura media de la ciudad es de 25°C.

Octubre y noviembre son buenos meses para visitar la ciudad ya que el calor no es tan intenso como en otras épocas, la lluvia es escasa y el frío aún no llega. Sin embargo, como en todo, es cuestión de suerte para que el clima se comporte de manera favorable en tu viaje por la ciudad.

¿Qué hotel reservar en Mérida?

Piedra de Agua Hotel Boutique

Elegí este hotel debido a que me había hospedado en un viaje pasado en su hermano ubicado en Palenque y la experiencia había sido muy buena. El hotel está ubicado en pleno centro de la ciudad a un costado de la Catedral en una especie de casona antigua lo que le da un toque enigmático.

Los cuartos son amplios, con techos altos, camas cómodas y detalles únicos. El diseño y arreglo de los cuartos es muy bello, digno de un hotel boutique. Los baños son bastante pequeños, aunque cuentan con lo suficiente para tener una estancia agradable. Quizá lo único malo sea la limpieza ya que el hotel está un poco sucio y parece no importarles.

El desayuno está incluido y se sirve en un espacio acondicionado dentro del hotel. Podrás elegir entre varias opciones de una carta, el desayuno es bastante completo y muy rico, no dejes de probar las mermeladas hechas artesanalmente. El hotel no cuenta con estacionamiento lo que es un problema pues tendrás que pararte en medio centro de la ciudad hasta que alguien del hotel llegue para llevarse tu coche a algún estacionamiento cercano.

¿Cuántos días quedarte en Mérida?

Para poder visitar la ciudad no necesitas más de un día y para visitar los alrededores quizá uno o dos días adicionales estarían bien, dependiendo qué tanto quieras hacer. Lo recomendado es que puedas estar un día completo en el Centro Histórico de Mérida y al menos uno más para visitar los cenotes aledaños. Ya si quieres agregar Izamal dentro de tu lista entonces necesitarás un día adicional.

¿Qué actividades realizar en Mérida?

Visita a los Cenotes de Cuzamá

Si nunca has nadado en un cenote aprovecha tu visita a Mérida y visita tres de los cenotes más bellos de la región. Pero, para empezar, ¿sabes qué es un cenote? Los cenotes son pozos naturales de agua dulce abastecidos por ríos subterráneos en toda la Península de Yucatán y que para los mayas eran lugares sagrados. Hay diferentes tipos de cenotes, a cielo abierto, semiabiertos y subterráneos. Además, los cenotes sólo existen en México por lo que nadar en alguno de ellos es una actividad imperdible. Se calcula que hay más de 2,500 cenotes y los de Cuzamá son de los más increíbles que hay.

Cuzamá Cenote-min

Los Cenotes de Cuzamá tienen una peculiaridad, para llegar a ellos deberás recorrer unas antiguas vías de tren en un vagón tirado por un caballo. Lo más curioso es que cuando te encuentras con otro vagón de frente, uno de ellos tendrá que ser desmontado de las vías para que el otro pueda pasar. Después de, más o menos, una hora en el vagón llegarás al primer cenote en donde verás la maravilla de estos lugares. Prácticamente bajo tierra, cubiertos por una bóveda de roca, deberás bajar por unas escaleras de madera para meterte a las frías aguas del cenote. De colores azulados y turquesas, tus ojos no podrán creer lo que ven. El primer y segundo cenote son muy similares en cuanto a su estructura, sólo que uno de ellos es de tonos verdosos y turquesa mientras que el otro es de tonos azules. Las aguas son frías y poco densas por lo que te llegarás a cansar rápido pues tienes que estar en constante movimiento para mantenerte a flote. El último cenote es quizá uno de los más espectaculares pues se ubica completamente bajo tierra. Bajarás por un hoyo en medio de la selva que cuenta con unas escaleras apoyado de una linterna y de las indicaciones de tu guía hasta llegar a las aguas del cenote en donde podrás meterte a nadar por unos 5 minutos como máximo. Lo mejor es que el guía apagará la linterna y quedarás nadando en un cenote en completa oscuridad, literalmente no se ve nada. La experiencia es única. Los cenotes que visitarás son los siguientes: Chelentún, Chak-Zinik-Che y Bolom-Chojol todos y cada uno con su encanto.

Cuzamá Recorrido-min

El precio es de $300 MXN por vagón en donde caben hasta 4 personas e incluye la entrada a los 3 cenotes en los cuales tendrás la oportunidad de nadar y hasta aventarte uno que otro clavado.

Está abierto todos los días del año desde las 8:00 a.m. hasta las 5:00 p.m. aunque lo recomendable es llegar lo más temprano posible. El último vagón sale a las 3:00 p.m. por lo que deberás llegar antes de esa hora para poder realizar el recorrido.

Visita a Izamal

Ubicado a 68 kilómetros o una hora en automóvil, el Pueblo Mágico de Izamal es conocido como el pueblo de las tres culturas pues tiene una mezcal prehispánica, colonial y contemporánea. La ciudad también es conocida como la ciudad de los cerros debido a que en el lugar existen 5 pirámides que antes de ser descubiertas estaban cubiertas de selva por lo que aparentaban ser unos cerros.

La zona donde se encuentra actualmente Izamal tiene grandes historias ya que en su época pasada fungió como una ciudad de gran importancia para la civilización maya. Su estructura más reconocida es la pirámide Kinich Kakmó, la cual se puede observar en lo alto de la ciudad y desde varios puntos. Esta pirámide puede ser visitada de lunes a domingo en un horario de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. Pregunta bien por la entrada del lugar ya que está un tanto escondida en la mitad del pueblo.

Izamal Zona Arqueológica-min

En el pueblo también podrás visitar el Convento Franciscano completado en 1561 y que ostenta el segundo atrio más grande del mundo con sus 75 arcos y una explanada de 7.806 metros cuadrados, tan sólo detrás de la Plaza de San Pedro en el Vaticano. Actualmente, gran parte de la ciudad está pintada de amarillo con blanco y es que, en 1993, el Papa Juan Pablo II visitó la ciudad por lo que los habitantes decidieron pintarla toda con los colores oficiales del Vaticano. Desde entonces, la ciudad se mantiene con estos colores, lo que le da un toque curioso para los que la visitan.

Izamal Convento-min

Deja un comentario