Valparaíso

Viajar a Valparaíso, puerto de colores

¿Pensando en viajar a Valparaíso? Valparaíso es una ciudad ubicada en el litoral central de Chile considerada la tercera ciudad más importante por el número de habitantes que la habitan. En 2003 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO gracias a su riqueza arquitectónica desarrollada en el siglo XIX.

Rodeada de cerros, Valparaíso es una ciudad no sólo con edificios coloridos que le dan una personalidad joven pero clásica al mismo tiempo, sino que también se encuentra en una zona proclive a los incendios y a los sismos. Es por ello que varios incendios y terremotos han azotado y destruido la ciudad, entre los que destacan el gran incendio de Valparaíso en 2014 y el sismo de 1906 que destruyó a la ciudad, pero al mismo tiempo originó su reconstrucción.

De casas de colores, esta ciudad es ideal para recorrerse a pie para perderse en alguna de sus calles. Cada una de ellas ofrece una postal única que en el ángulo correcto tu cámara podrá captar la belleza del lugar. Además de que estando en lo alto del cerro, puedes tener vistas maravillosas de los alrededores de la ciudad.

Ciudad calma e inspiradora, fue elegida por Pablo Neruda para vivir en su casa llamada “La Sebastiana” que hoy alberga un museo del artista y que se puede visitar si tienes más tiempo disponible en la ciudad a un costo de $5,000 CLP por persona.

¿Cómo llegar a Valparaíso?

La forma más sencilla y popular para viajar a Valparaíso es desde Santiago ya que estas dos ciudades están separadas por tan sólo 120 kilómetros por lo que en automóvil te tardas alrededor de 1 hora y 30 minutos en llegar por una carretera en buenas condiciones y pudiendo observar diferentes tipos de vegetación en el área.

También se puede llegar en autobús desde la estación de Pajaritos (a la cual puedes llegar en metro), existen varias compañías que realizan el viaje, aunque TurBus es quizá la más conocida. El trayecto dura unas 2 horas, hay salidas prácticamente a toda hora y el costo del trayecto sales entre $3,000 y $4,600 CLP dependiendo el horario y tipo de autobús, mientras que el regreso cuesta entre $2,700 y $3,800 CLP.

En mi caso, al llegar en Valparaíso en autobús con una compañía de tours con la cual tarde quizá unos 15 minutos más. El recorrido es largo, pero puedes aprovechar para descansar ya que los autobuses son bastante cómodos. Los tickets del tour los puedes adquirir en la tienda de tours que se encuentra en Patio Bellavista en Santiago o en internet.

Hospedaje en Valparaíso

En esta ocasión visitar Valparaíso fue de ida y vuelta desde Santiago por lo que no reserve ningún hotel. En la zona existen varias opciones de hospedaje siendo las mejores los hostales y B&B que las calles coloridas de esta ciudad tienen para ofrecer.

Entre estas opciones de hospedaje económico destacan:

Hostel Adlafken: pequeño hostal con 7 habitaciones, servicio de lavandería y desayuno continental incluido. Cuentan con habitaciones privadas y compartidas por lo que, si quieres privacidad a buenos precios, este hostal es una buena opción.

La Casa Volante Hostal: cuenta con 8 habitaciones todas con baño compartido y áreas como un jardín, biblioteca o un lobby con chimenea. Tiene servicio de lavandería y transporte al aeropuerto. Incluye desayuno continental y tiene una magnífica ubicación.

Costa Azul B&B: cuenta con 7 habitaciones, algunas de ellas con baño compartido y otras con baño privado, presume tener una increíble vista de la ciudad. Con desayuno incluido, el B&B también ofrece traslado al aeropuerto, terraza y espacios para relajarte.

¿Qué hacer en Valparaíso?

Las actividades que realicé fueron básicamente las que estaban incluidas en el tour. La primera parada, de hecho, es en Viña del Mar, famosa por realizar un festival latinoamericano de música en donde se han presentado diversas personalidades y por llamarse también como la ciudad de las flores.

El primer atractivo de Viña del Mar al que llegamos es el Reloj de las Flores, un reloj en un jardín formado por flores que marca la hora y que es fotografía obligada para los visitantes de la ciudad. La siguiente parada fue un recorrido por el parque de la Quinta Vergara en donde pudimos observar diferentes plantas y el Palacio Vergara dentro del jardín para finalizar en el anfiteatro, escenario en donde año con año se lleva a cabo el festival de la canción. Antes de ir hacia Valparaíso, hacemos una parada en el Casino de Viña del Mar para comer ya que cuenta con un bufete bastante bueno a un precio módico.

A 20 minutos en coche, y nuestra segunda parada, se encuentra Valparaíso. En donde el camión realiza maniobras para subir por las estrechas calles de uno de los cerros de la ciudad para dejarnos en la punta y podamos bajar a pie recorriendo las calles. En el recorrido podemos ver un poco del arte urbano plasmado en las paredes de varios edificios y que hoy constituyen el Museo a Cielo Abierto que se puede visitar con más calma. Recorrimos varias tiendas en donde encuentras recuerdos de tu viaje a Valparaíso y otras cositas hasta llegar a la Plaza Sotomayor en donde se encuentra la Armada de Chile, ubicada en un bonito edificio estilo inglés además de la estatua de Arturo Prat. Cerca de esta plaza se puede observar cómo la ciudad le ha ganado espacio al mar por lo que parte de ella se ha ido construyendo sobre el mar.

Probablemente si hubiese tenido más tiempo hubiera optado por quedarme, aunque sea una noche en Valparaíso para recorrerla con más calma, sin embargo, decidí dedicarle más tiempo a otros lugares que, desde mi punto de vista, tenían más que ofrecerme. Sin embargo, si tú tienes tiempo Valparaíso no debe de faltar en tu itinerario por Chile.

Deja un comentario