Recife

Viajar a Recife, playas, cultura y colorido

Recife es una ciudad ubicada en la parte noroeste de Brasil y es la quinta ciudad más poblada de todo el país. Hoy en día, la ciudad se ha convertido en centro de negocios, de cultura y de turismo dentro de Brasil lo que la hace una ciudad muy visitada entre los viajeros que buscan recorrer este maravilloso país. Por esto y más, viajar a Recife es una exclenete idea cuando se visita Brasil.

Fundada en el año de 1537, Recife, es la capital más antigua de Brasil. La ciudad es reconocida por su carnaval, que, aunque no es tan famoso como el de Río de Janeiro, es igual o hasta más atractivo. En Recife existe una combinación de elementos que la hacen muy atractiva para los viajeros de todo el mundo pues cuenta con bellas playas, actividades culturales y recreativas, mucho deporte y todo lo que podrías pedir de las grandes ciudades.

Qué hacer en Recife

La playa más bonita es la de Boa Viagem, ubicada al sur de la ciudad y en donde podrás pasar un rato agradable tomando el sol y nadando en el mar, aunque con precaución pues me tocó ver una cantidad inmensa de letreros que comunicaban la presencia de tiburones en el área. Desconozco si sea normal o si fue algo ocasional que se repite sólo de vez en cuando.

Te recomiendo caminar sobre la calle a una orilla de la playa, de un lado tendrás el mar mientras que, del otro edificio tras edificio, una buena combinación.

Recife Brasil

¿Cómo llegar a Recife?

Gran parte de los viajeros llegan a Recife a través del Aeropuerto Internacional de Recife-Guararapes ubicado a unos 11 kilómetros del centro de la ciudad. El aeropuerto es el más grande de todo el noroeste brasileño por lo que su importancia es indiscutible. El aeropuerto recibe vuelos de Alemania, España, Portugal, Estados Unidos, Panamá, Colombia, Uruguay y Argentina. Si te encuentras ya en Brasil, un vuelo desde Sao Paulo o Río de Janeiro toma unas 2 horas con 45 minutos, mientras que desde Fortaleza será poco más de una hora y unos 50 minutos desde Natal. Ahora que si te encuentras en el sur, el vuelo desde Foz de Iguazú es de 5 horas con 15 minutos.

La manera más sencilla para llegar a la ciudad desde el aeropuerto es hacerlo en taxi. En el aeropuerto de Recife hay dos tipos de servicios que funcionan a lo largo del día y noche. La primera opción son los taxis económicos que se encuentran en las salas de llegada norte y sur. La segunda, taxis especiales en el área de llegada sur cuyos costos son mayores. Llegar a la ciudad es bastante rápido, tomará entre 15 y 20 minutos dependiendo de las condiciones de tránsito.

¿Cuándo viajar a Recife?

Gracias a su cercanía con el mar, las temperaturas son constantes durante todo el año siendo una ciudad bastante calurosa prácticamente en cualquier mes en el que vayas. La temperatura media es de unos 25°C siendo los meses más calurosos entre noviembre y marzo y los más “fríos” agosto y septiembre cuando la temperatura mínima alcanza los 20°C. Al tener un clima tropical, las lluvias son parte de la ciudad pues casi durante todo el año llueve, aunque son lluvias que por lo general no duran todo el día. Los meses con mayor número de días con lluvia son entre marzo y julio con 23 días con lluvia en promedio.

Si visitas Recife es ampliamente recomendado llevar un paraguas o alguna chamarra contra lluvias y al mismo tiempo bermudas y ropa ligera para aguantar el calor húmedo que existe en la ciudad.

Viajar a Recife Brasil

Hoteles en Recife

Booking.com

¿Cuántos días quedarte en Recife?

 Lo ideal es que puedas quedarte un par de noches al menos en la ciudad para vivirla al máximo. Mi recomendación es que puedas dedicarle unos 3 días como mínimo. Uno para visitar la Ciudad de Olinda, otro para aprovechar la playa y otro para hacer un recorrido por los atractivos de la ciudad. Muchas personas utilizan a Recife como base del norte de Brasil para visitar ciudades cercanas como Fortaleza o Natal. O bien, para ir a la paradisíaca isla de Fernando de Noronha.

¿Qué hacer en Recife?

Visita a Olinda

Si visitas Recife es prácticamente un pecado no ir a la ciudad de Olinda ubicada a tan sólo 9 kilómetros del centro de la ciudad por lo que no te tomará más de 20 minutos llegar en taxi. Visitar Olinda es como viajar al pasado, es caminar por calles empedradas de casas coloridas con iglesias antiguas que aún se encuentran de pie mientras contrasta en el fondo los grandes edificios de Recife.

Gracias a la conservación de la ciudad, Olinda es considerada una de las ciudades coloniales mejor preservadas, hecho que le valió la distinción de ser nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1982. Caminar es la mejor forma de conocer esta ciudad colonial, además es bastante segura o al menos eso me pareció a mí. Si ya estás ahí intenta recorrerla lo más que puedas, meterte por sus calles, admirar los colores de sus casas, meterte a todas las iglesias y conocer los mercados en donde venden artesanías hechas por los locales en donde existen varios artistas que realizan sus trabajos inspirados en la arquitectura de la pequeña ciudad. Hasta arriba de la ciudad hay una especie de observatorio desde donde tendrás vistas espectaculares de Olinda y Recife, no dejes de admirar el paisaje y aprovechar para tomar unas buenas fotos.

Dedícale cuando menos medio día a esta parte de la ciudad, te aseguro que no querrás irte y pasarás el día completo ahí simplemente caminando por el empedrado o tomando algún café o alguna bebida en sus tranquilos establecimientos. Olinda es una excelente opción para salirte un poco del bullicio de Recife, para respirar un poco de calma.

Olinda Brasil

Deja un comentario