Natal

Viajar a Natal, las dunas de Brasil

Natal, que significa Navidad en portugués, recibe su nombre al haber sido fundada el 25 de diciembre de 1599 es considerada hoy uno de los principales destinos turísticos al noreste de Brasil gracias a su buen clima y playas cálidas para disfrutarse en cualquier época del año. En Natal, a diferencia de otras ciudades de mayor tamaño en Brasil, encontrarás tranquilidad, además de playas muy limpias.

La ciudad tiene una combinación de influencias debido a que fue fundada por los portugueses, después ocupada por los holandeses -incluso la llamaron “Nueva Ámsterdam”- y posteriormente los estadounidenses la ocuparon como base militar en la Segunda Guerra Mundial pues es la ciudad del continente americano que más cerca está de África. Aunque son las dunas las que realmente llaman la atención de los viajeros.

Qué hacer en Natal

En Natal siempre hay sol, por eso se le conoce entre los brasileños como “La ciudad del Sol” pues prácticamente siempre se asoma. La mayoría de los viajeros va a Natal por una sola razón: sus playas. Hace algunos años, las playas más visitadas eran las que se ubicaban al norte de la ciudad, la Praia do Meio y Praia dos Artistas, sin embargo, hoy la gente prefiere quedarse en Ponta Negra por varias razones, sus playas, su vida nocturna, su calzada para caminar a lo largo de la playa y que la mayoría de la oferta hotelera se encuentra cerca de este barrio.

Si buscas algo más que playa y fiesta estos son algunos de los puntos turísticos más importantes de la ciudad que deberás incluir en tu recorrido:

  • Fuerte de los Reyes Magos – la construcción más antigua de la ciudad.
  • Nueva Catedral – considerada la joya arquitectónica de la ciudad.
  • Centro de Turismo – construida en el siglo XIX sirvió como orfanato y prisión.
  • Maior Cajueiro Maior do Mundo – un árbol que está dentro de los Record Guiness.
  • Maracajú y Pirangui – ideal para el buceo o snorkel gracias a la claridad de sus aguas.
  • La Rampa – fue base de hidroaviones en la Segunda Guerra Mundial.
  • Parque de las Dunas – parque protegido con dunas de arena en medio de la ciudad.

Natal es una ciudad que pocos incluyen, pero que ha empezado a tomar relevancia turística en los últimos años. Si piensas recorrer Brasil que no se te olvide incluirla en tu ruta por este extenso país.

Parque de las Dunas Natal

¿Cómo llegar a Natal?

El Aeropuerto Internacional Augusto Severo es el punto de llegada para la mayoría de los viajeros que visitan la ciudad. Ubicado a poco más de 26 kilómetros del centro de la ciudad, llegar a él tomará unos 40 minutos desde el centro o casi 50 minutos hacia Ponta Negra donde están la mayoría de los hoteles de la ciudad. Este aeropuerto es relativamente nuevo y es considerado el de mayor tamaño de la zona. Cuenta con conexiones hacia las principales ciudades de Brasil como Sao Paulo, Río de Janeiro, Recife, Belo Horizonte, Brasilia, etc. y está conectado con algunas ciudades de Europa como Lisboa, Madrid, Milán, Estocolmo, Ámsterdam, Londres y con Buenos Aires en Sudamérica, la mayoría de estos vuelos se realizan en vuelos chárter.

Para llegar a la ciudad la opción más sencilla serán los taxis que se encuentran fuera del aeropuerto que ya tienen tarifas fijas. Para regresar puedes pedir en tu hotel un taxi con taxímetro, aunque debes dejarle en claro al conductor la ruta que quieres que tome pues a mí me llevaron por una ruta más larga, que salía de la ciudad por lo cual tuvo que moverle al taxímetro pues el cobro por kilómetro era mayor.

¿Cuándo ir a Natal?

La ciudad de Natal cuenta con una ventaja sobre otras ciudades de Brasil y es que a lo largo del año mantiene la misma temperatura cálida que la hacen perfecta para ser visitada en cualquier temporada. Con una temperatura media promedio de 26°C, Natal presume de tener sol prácticamente todos los días del año con temperaturas máximas cercanas a los 30°C y mínimas de 20°C. El problema de Natal para los viajeros es que suele llover mucho, teniendo lluvias durante todo el año, siendo los peores meses entre marzo y agosto cuando llueve más de la mitad del mes. Las lluvias suelen ser torrenciales y cortas por lo que no afectan las actividades de la ciudad.

¿Qué hotel reservar en Natal?

Atol Das Rocas Apart Hotel

Este hotel 3 estrellas es sumamente sencillo, a tan sólo unos pasos de la playa y con las instalaciones necesarias para tener buen descanso. Ubicado al sur de la ciudad de Natal, el Atol das Rocas Apart Hotel se ubica en Ponta Negra, donde la mayoría de los hoteles de la ciudad están ubicados. La mayor ventaja es poder salir, caminar tan sólo una cuadra y estar a la orilla de la playa para caminar por la calzada de Ponta Negra donde encontrarás varios locales para comer o beber algo.

El estilo del hotel es como auto hotel y cuenta con 36 habitaciones, todas del mismo estilo, sólo que unas más grandes que otras ya que el tamaño dependerá de la capacidad de la habitación. Aunque el hotel aparenta ser algo viejo, los cuartos son limpios y cómodos, con balcones que dan hacia el jardín del lugar.

El hotel cuenta con un pequeño jardín con una piscina igual de pequeña en donde, además hay un pequeño restaurante en donde sirven el desayuno, que está incluido, así como comidas y cenas que tendrán un costo adicional.

¿Cuántos días quedarte en Natal?

Si estás haciendo un recorrido por Brasil, entonces dos días en Natal serán suficientes para conocer los alrededores, aprovechar la playa y visitar las dunas del lugar, las cuales son consideradas la principal atracción de la ciudad, algo que no querrás perderte. Honestamente, creo que turísticamente hablando la ciudad no da para más si eres de los que busca algo más que playas, por lo que mi recomendación sería agregar algún otro destino cercano como Recife si es que tienes más días disponibles.

¿Qué hacer en Natal?

Tour en Buggie por el Parque de las Dunas

El Parque de las Dunas literalmente se encuentra en el medio de la ciudad y fue creado en 1977 convirtiéndolo en el primer parque de conservación de Rio Grande do Norte. El parque abarca una extensión de 1,172 hectáreas dentro de la ciudad y es considerado por la UNESCO como pieza fundamental de la Reserva de la Biósfera del Bosque Atlántico. Hoy puede ser visitado por cualquier persona que busca un poco de aventura en un parque lleno de dunas de arena en medio de una ciudad.

Buggie en Natal

La mejor manera para conocer y recorrer las dunas es hacerlo en un tour en buggie que puedes contratar en tu hotel o en alguno de las tiendas turísticas a lo largo de la calzada de Ponta Negra. El recorrido iniciará con el conductor del buggie pasando por ti y unas 3 personas más ya que cada buggie tiene capacidad para 5 personas incluyendo el conductor y dirigiéndote a la entrada del parque en donde deberás bajar para subir el buggie a una balsa de madera y cruzar un río que no aparece en los mapas, pero que en ocasiones se forma debido a las abundantes lluvias del lugar.

Viajar a Natal

Ya en las dunas, el conductor acelerara para agregarle al viaje un poco de adrenalina e inseguridad pues el coche se mueve bastante de un lado a otro por lo que no te recomiendo sentarte en la orilla del coche sino en los asientos normales mientras el conductor maneja así. Durante el recorrido pararás en varios puntos a lo largo de la duna desde donde tendrás vistas espectaculares del parque, así como vistas hacia la playa. En un punto pararás en una zona turística donde podrás pagar para lanzarte en una especie de patineta por una duna bastante empinada. También podrás pasear en camello, una de las actividades más populares del parque.

El tour dura medio día y si te gusta la adrenalina y la naturaleza lo disfrutarás bastante. El Parque de las Dunas abre de martes a domingo de 8:00 a.m. a 6:00 p.m. mientras que permanece cerrado los lunes.

Dunas en Natal

 

 

Deja un comentario