Guía para visitar Lúxor

Lúxor, el templo más grande de Egipto

Lúxor es una de las ciudades más visitadas por los viajeros que van a Egipto debido a que es la ciudad con mayor número de templos y reliquias del Antiguo Egipto. Construida sobre la antigua ciudad de Tebas, que fuera capital del Imperio Egipcio, hoy Lúxor presume tener el templo más grande de todo Egipto. Lúxor se divide en dos partes, la parte Este y la Oeste, en la primera, dentro de la ciudad, podrás visitar los templos de Lúxor y Karnak, mientras que en la segunda encontrarás el Valle de los Reyes, las Tumbas de los Nobles, el Valle de las Reinas o el Templo de Hatshepsut.

Valle de los Reyes

Si bien la ciudad de Lúxor es mucho más pequeña que El Cairo o inclusive que Aswan, su pasado la hace motivo de visita para aquellos que buscan la verdadera experiencia egipcia en cuanto a ruinas se refiere y es que las que hay aquí son excepcionales. Por otro lado, en este ciudad, al ser tan turística es común encontrarte con gente por todos lados que te ofrece algún servicio o te intenta vender algo, son insistentes, pero si los ignoras se irán a abordar a otros viajeros.

Al recorrer las diferentes ruinas que se encuentran a lo largo de Lúxor es inevitable imaginarte cómo pudo haber sido la vida en el Antiguo Egipto y por supuesto, cómo serían esos enormes templos llenos de vida tan sólo después de haber sido construidos. Estar en Lúxor significa estar en la que fuera la ciudad más importante del Imperio Egipto, en uno de los museos al aire libre más grandes del mundo y en el que fuera hogar de los faraones más importantes que gobernaron aquellas tierras. Quizá, la ciudad es mundialmente conocida por ser el lugar en donde se encontró la tumba del joven faraón Tutankamón que hoy puede ser visitada.

Si eres fanático de la historia del Antiguo Egipto entonces Lúxor será tu ciudad favorita. ¡Hay demasiado para ver!

Qué hacer en Lúxor

¿Cómo llegar a Lúxor?

Si llegas desde Aswan una buena opción es hacerlo en coche, aunque no es tan rápido como podrías creer. Se recorren alrededor de 180 kilómetros en unas 4 horas. Gran parte del trayecto se hace a un costado del Nilo, lo que hará del viaje uno panorámico. Durante el viaje cruzarás varios poblados, es por ello que la duración es tanta pues normalmente hay topes y hasta tráfico en algunas zonas. El viaje en auto privado me costó unos $60 USD.

Otras personas optan por llegar en tren o barco desde Aswan, pues la primera es una opción barata y la segunda una muy bella, aunque mucho más tardada y la mayoría de los barcos son ya viejos.

La opción más común para llegar a Lúxor es hacerlo en avión ya que la ciudad cuenta con un pequeño aeropuerto a poco más de 7 kilómetros desde la ciudad. En taxi tomará unos 20 minutos de trayecto y costará entre £100 y £120 EGP. El aeropuerto, como todos los aeropuertos de Egipto, cuenta con doble filtro de seguridad, una pequeña cafetería y aparentemente internet libre al que nunca pude conectarme.

¿Cuándo ir a Lúxor?

El clima de Lúxor suele ser cálido y bastante seco puesto que está rodeado de desierto, con veranos en donde la temperatura suele pasar de los 40°C siendo entre mayo y agosto los meses más calurosos. Por otro lado, durante el invierno suele bajar un poco la temperatura llegando por debajo de los 10°C durante las noches, pero por arriba de los 20°C durante el día con bastante sol.

En Lúxor es muy difícil que llueva por lo que no tendrás que preocuparte por ello, teniendo en promedio dos días de lluvia al año, así que si te toca uno de esos días es porque tienes muy mala suerte. Mi recomendación sería ir entre noviembre y febrero cuando las temperaturas en el día son lo suficientemente cálidas para visitar de manera agradable los templos y en las noches un poco frías que con una sudadera ligera ni lo sentirás.

¿Dónde hospedarte en Lúxor?

Steingerberger Nile Palace Luxor Hotel

El hotel Steingerberger de Lúxor, aparentemente uno de los mejores hoteles de la ciudad, está ubicado a un costado del río Nilo con vistas hacia el Valle de los Reyes. El hotel, que se nota que los años le han pasado factura, tiene un edificio notablemente viejo que podrían mejorar con un buen mantenimiento.

Las habitaciones son lo suficientemente espaciosas, aunque no se comparan en tamaño con las de otros hoteles en Egipto. El colchón es viejo y se siente en los resortes que al acostarte se hunden de más. Las habitaciones tienen un balcón que, para las más baratas, da hacia adentro del hotel lo que es una ventaja para cuando hay show de danzas árabes pues lo podrás disfrutar desde tu hotel, mientras que las más caras tendrán vista hacia el Nilo teniendo el Valle de los Reyes a lo lejos.

Con lo que sí cuenta el hotel es con bastantes restaurantes de donde elegir tanto para la comida como para la cena. Además, cuenta con alberca, gimnasio, spa, tiendas y varios espacios para sentarte a descansar mientras bebes algo. El staff del hotel es amable y siempre están dispuestos a ayudarte, aunque también tienen sus mañas, por ejemplo, una persona te subirá a tu cuarto y te lo mostrará, mientras que otro llegará minutos después con tus maletas. De esta forma le tendrás que dar propina a dos personas en lugar de una.

El internet del hotel es pésimo, muy lento y sólo hay en ciertas partes del hotel, no llegará hasta tu cuarto e investigar algo en la web será prácticamente imposible.

¿Cuántos días ir a Lúxor?

La realidad es que en un día completo podrás conocer todas las atracciones que tiene la ciudad de Lúxor para ofrecer, eso sí, tendrás que salir desde temprano y regresar por la tarde y prácticamente no parar durante el día. Ahora que, si quieres visitar el Museo de Lúxor o realizar un paseo en felucca por el Nilo, dos días serán suficientes. Si prefieres llevártela con calma puedes dedicar un día para visitar la parte oeste, otro día para la parte este y uno más para pasear por el Nilo y admirar los increíbles atardeceres que el lugar regala.

¿Qué hacer en Lúxor?

Lúxor es un museo al aire libre, aunque para la mayoría de las grandes atracciones te cobran. Se dice, además, que Lúxor posee el mayor número de templos y reliquias del Antiguo Egipto por lo que tendrás más que suficiente para ver.

Valle de los Reyes

El Valle de los Reyes se encuentra en el lado Este de Lúxor, llegar hasta él tomará unos 50 minutos pues deberás dirigirte hacia el sur para cruzar por el único puente que existe en la zona que une ambos lados.

Llegando al centro de visitantes podrás ver una maqueta a escala con profundidad lo que te dará la idea de cuan hondas se encuentran algunas de las tumbas. La idea de colocar tumbas bajo tierra se debió a que las tumbas que estaban sobre el suelo, especialmente en pirámides, eran constantemente saqueadas por lo que los faraones querían evitarlo. En el Valle de los Reyes existen varias tumbas que se pueden visitar, aunque tu boleto sólo permite la entrada a 3 de ellas, las que tú elijas. Entrar a cualquiera de ellas es sumamente interesante y sorprendente pues yo me imaginaba que iban a ser estrechos caminos entre la montaña hasta llegar a las cámaras, pero la sorpresa llegó cuando entré a la primera y vi pasillos grandes, llenos de jeroglíficos como si las hubiesen hecho hace un par de años para recibir a los viajeros.

Tumba de Ramsés V/VI: es la tumba más larga de todo el complejo, de muchos colores a través del largo pasillo decorado por jeroglíficos y con un techo pintado igual de llamativo. Después de recorrer el pasillo se abrirá una cámara en donde hay un sarcófago de piedra descansando bastante fotogénico. Sin duda vale la pena pagar el precio adicional para visitar esta tumba, desde mi punto de vista, la más impresionante de todo el lugar.

Tumbra Ramses V Lúxor

Tumba de Ramsés III: este faraón gobernó durante 31 años y fue uno de loas más importantes y famosos guerreros reyes egipcios. Esta tumba es una de las tumbas que nunca se terminaron por lo que podrás ver algunas partes que se quedaron a medio hacer. Esta es una de las tumbas más largas con 188 metros de largo y actualmente, el sarcófago que se encontró dentro se encuentra en el Museo de Louvre de París.

Tumba de Tutankamón: la más famosa de todas las tumbas del Valle de los Reyes, descubierta en 1922 por Howard Carter hoy se encuentra intacta y es considerada una de las más grandiosas jamás encontradas dado su importancia. En realidad, la tumba es muy pequeña, dentro de ella se encuentra la momia de Tutankamón, parte de su sarcófago y pinturas muy bien conservadas. Al ser tan pequeña, la gente va pasando en grupos pues el calor se encierra dentro por lo que suele ser sofocante.

Tumba de Ramsés IX: la realidad es que la mayoría de las tumbas que están incluidas en el boleto de entrada son muy similares. Con infinidad de jeroglíficos en las paredes de un estrecho pasillo, esta tumba tiene la peculiaridad de que nunca se encontró el sarcófago. La momia de Ramsés IX la podrás ver en el Museo Egipcio en El Cairo.

El costo por persona para entrar a 3 tumbas en el Valle de los Reyes es de £160 EGP. Si deseas llegar hasta la entrada en un pequeño tren deberás pagar £4 EGP. La fotografía dentro de las tumbas está prohibida, si te interesa tomar fotos puedes pagar £300 EGP en la entrada en donde te darán un ticket que deberás cargar siempre contigo. Ahora que, si quieres arriesgarte, puedes darles una propina a los cuidadores de las tumbas para poder sacar fotos.

Existen tres tumbas para las que deberás pagar un costo adicional debido a su importancia y popularidad. La más famosa de ellas, aunque no la más cara, pero sí la más pequeña, es la de Tutankamón con un costo de £200 EGP por persona. Otra de las tumbas es la de Ramses V que tiene un costo de £80 EGP y, finalmente la más cara, la de Seti con un costo de £1,000 EGP.

Colosos de Memnón

Los Colosos de Memnón son dos estatuas de 18 metros de altura que es lo único que sobrevive a un templo construido por Amenhotep III. Esta atracción es de las pocas gratuitas en todo Egipto, pídele a tu guía que te lleve, están en la parte oeste en camino de regreso hacia la ciudad de Lúxor.

Lúxor Colosos de Memnón

Templo Al-Deir Al-Bahari

También conocido como el templo de Hatshepsut, el Al-Deir Al-Bahari es un templo que se fusiona con las montañas de roca del lugar y fue construido como templo funerario. Cuando lo ves da la sensación de que es un lugar relativamente nuevo pues la parte principal está muy bien conservada e inclusive en algunos rincones aún puedes observar los colores con los que estaban pintadas algunas partes del lugar. Además, podrás observar varios relieves que relatan la historia de esos tiempos. Este templo suele estar lleno de gente por lo que en algunas partes tendrás que formarte para conocer los rincones más importantes del lugar.

El costo de entrada por persona es de £80 EGP que deberás pagar en efectivo más £2 EGP por utilizar el pequeño tren que te lleva hasta la entrada y te ahorra unos buenos pasos. El horario va de 6:00 a.m. a 5:00 p.m. durante todos los días.

Templo de Hatshepsut Lúxor

Templo de Karnak

Considerado por muchos como el templo más impresionante de todo Egipto, es también el más grande que se conoce hoy en día. Durante muchos años, Karnak, fue el centro religioso más importante en el Antiguo Egipto por lo que varios faraones se dedicaron a aportar el embellecimiento del templo, así como a ampliarlo hasta conseguir su tamaño actual.

La entrada al templo está adornada con pequeñas esfinges con cara de carnero que dan la bienvenida a los visitantes. La parte más impresionante del templo es la explanada con 134 pilares, todos con jeroglíficos marcados. A lo largo del templo podrás ver varias estatuas perfectamente bien conservadas, así como varios obeliscos. Todas las paredes y demás construcciones del templo están cubiertas de jeroglíficos y escenas de la mitología e historia por lo que es muy interesante que te expliquen las más importantes.

El costo de entrada a Karnak es de £120 EGP por persona que deberás pagar en efectivo. El horario del Templo de Karnak es de 6:00 a.m. a 6:00 p.m.

Templo de Karnak

Templo de Lúxor

Ubicado literalmente dentro de la ciudad, el Templo de Lúxor es el más cercano a la mayoría de los hoteles de la ciudad. En la antigüedad, estaba unido al Templo de Karnak por una avenida repleta de esfinges que aún se pueden observar (especialmente al ir al aeropuerto). En la entrada del templo debería de haber dos obeliscos, actualmente sólo hay uno ya que el otro se encuentra ubicado en la Plaza de la Concordia en París.

Construido por Amenhotep III y posteriormente por Ramsés II, dentro del templo se pueden varias estatuas de este último faraón que se encargo de levantar estatuas de sí mismo por todo Egipto. Después de pasar el enorme muro de la entrada podrás ver la Gran Columnata de Amenofis III con sus altas columnas. Probablemente una de las partes más curiosas e interesantes del templo es la combinación de diferentes culturas y religiones que se dejan ver en el templo pues existen aportaciones del Antiguo Egipto, de los romanos, los islámicos, griegos y cristianos.

El costo de entrada al Templo de Lúxor es de £100 EGP por persona. El horario es de 6:00 a.m. a 10:00 p.m., dicen que durante las noches es especialmente bello al ser alumbrado.

Templo de Lúxor

Deja un comentario