Guía para visitar Asuán

Asuán, el Egipto que todos esperamos

La ciudad de Aswan o Asuán se encuentra al sur de Egipto a un costado del río Nilo y su importancia es incuestionable debido a los templos que en ella se encuentran. Para mi Aswan es el Egipto que todos imaginan y buscan, es la combinación entre las dunas del desierto, el mítico río Nilo y templos muy bien conservados con jeroglíficos intactos sobre una isla que emocionan a quien desde chico soñó con conocer este país. Esta ciudad es, sin duda alguna, la mejor ciudad que tiene Egipto turísticamente hablando y, por increíble que parezca, no es tan visitada como otras ciudades del país.

El ambiente de la ciudad es muy diferente al que existe en El Cairo o Lúxor, siendo Asuán una ciudad mucho más limpia, calmada, sin tanto bullicio y con gente más amable que en la capital del país. Es un lugar que invita no sólo a recorrer los templos y conocer la historia del lugar, sino también a relajarte y disfrutar del paisaje navegando por el Nilo o caminando por alguna duna. Es la combinación perfecta entre el Antiguo Egipto, naturaleza y ciudad.

La ciudad de Asúan está llena de historia pues en sus alrededores se gestaron muchas acciones de gran importancia para el Antiguo Egipto. De principio, la ciudad era la frontera al sur del imperio por lo que los egipcios trataban de demostrar su poderío construyendo templos que impresionaran a sus enemigos, quizá por eso son tan impresionantes y al mismo tiempo bellos. Las estatuas y gran parte de los obeliscos se sacaban de la cantera de Asúan y eran transportados por el Nilo a otras partes de Egipto, quizá si vistas otras ciudades encuentres objetos hechos en Asúan y llevados hasta esa ciudad. Posteriormente, Asúan fue una ciudad importante para el comercio con el resto de África y puerta de entrada para los evangelizadores.

En fin, Asúan fue, es y será siempre mi ciudad favorita de Egipto dado su belleza y atractivos históricos, además de tener la ventaja de que muy pocas personas la visitan por lo que nunca se siente tan abarrotada. Por favor, ¡inclúyela en tu itinerario por el país!

Visitar Templo Philae

¿Cómo llegar a Asúan?

La mejor opción para llegar a Asúan es hacerlo en avión en su pequeño aeropuerto localizado en las afueras de la ciudad que es el más importante de toda la parte sur de Egipto. El vuelo desde El Cairo se realiza con Egypt Air en aviones pequeños en un trayecto menor a dos horas. Al salir del aeropuerto ya habrá gente esperando a ofrecerte sus servicios de taxi. Dentro del aeropuerto, hay un letrero en donde vienen las tarifas de un trayecto en taxi hacia la estación de tren, que indica el costo deberá de ser de £70 EGP por lo que para tu hotel tendrán que cobrarte un poco más pues la estación se encuentra a escasos 2 kilómetros de distancia.

Llegar desde Luxor también es una opción pues podrás hacerlo en automóvil en un trayecto de unas 4 horas recorriendo 180 kilómetros con el río Nilo de acompañante. En el camino pasarás por varios poblados lo que hace lento el recorrido, pero te servirán para darte una idea de la vida en las afueras de las ciudades.

¿Cuándo ir a Asúan?

La mejor temporada para visitar Aswan es entre octubre y marzo cuando llega el invierno y las temperaturas agobiantes y extremas de verano. Entre diciembre y enero las temperaturas se mantienen cálidas y agradables, aunque a veces llegan a pasar los 30°C como máxima y a caer hasta debajo de los 10°C por las noches. Pero, considerando que en verano las temperaturas llegan a los 47°C estar a 30°C es algo sumamente bueno.

¿En dónde hospedarte en Asúan?

Movenpick Aswan

Este hotel ubicado en la isla Elephantine cuenta con dos hoteles por decirlo de alguna manera, que en Aswan son conocidos como el viejo y el nuevo edificio, cada uno con un toque diferente. Para llegar al hotel es necesario hacerlo en bote desde un deck privado del hotel en donde aproximadamente cada 10 minutos pasa el bote para llevarte. Los botes funcionan las 24 horas, por lo que puedes usarlos cuando quieras y de manera gratuita.

La parte nueva del hotel es muy bonita, con grandes áreas verdes, muy bien cuidado y con vistas espectaculares hacia el Río Nilo, las dunas y las tumbas de los nobles que por la noche se iluminan. Los cuartos son amplios y muy cómodos con un balcón en todos que te permite relajarte durante las tardes y apreciar el atardecer si tienes la fortuna de tener un cuarto hacia las dunas. Durante nuestra primera noche la gente del hotel nos dejó en nuestro cuarto un plato para probar comida típica de la región, detalle que me pareció muy bueno. También te dejarán una botella grande de agua cada día.

El desayuno está incluido y muy vasto, mientras que en la comida hay un restaurante que sirve un buffet con varias opciones de comida para todos los gustos. El hotel cuenta con una alberca, un bar, tienda de helados, gimnasio y una torre en donde hay un restaurante con vistas muy bonitas de los alrededores de la isla.

Quizá el único pero que le pondría es que nunca se pudo apagar el extractor del baño y que, al prender la luz dentro del baño, se iluminaba todo el cuarto por lo que si te levantas al baño durante la noche seguramente se despertarán las demás personas. Fuera de eso, fue el mejor hotel en el que me hospedé en Egipto.

¿Cuántos días quedarte en Asúan?

La ciudad es pequeña y los atractivos se pueden visitar en un día dedicándoselo completo para visitar los templos por la mañana y realizar algún viaje en Felucca al atardecer. Sin embargo, la mayoría de las personas que visitan Asúan optan también por ir hacia Abu Simbel, lugar para el cual necesitas un día adicional. Mi recomendación es dedicarle al menos dos días, aunque unos tres tampoco estarían mal si quieres descansar en un ambiente relajado y calmado.

¿Qué hacer en Asúan?

Philae Temple

Este es un templo único en Aswan que vale la pena visitar. De hecho, si sólo tienes un día en la ciudad, asegúrate de incluirlo en tu itinerario, es imperdible. Para llegar al templo necesitas tomar un pequeño barco motorizado que te llevará en unos 10-15 minutos hasta la isla donde se encuentra el templo.

El templo de Philae es también conocido como “el templo del amor” debido a que está dedicado a Isis y Osiris, dioses egipcios que se juraron amor y batallaron contra adversidades con tal de no perderse. Que, para no hacer el cuento largo, ambos se amaban y gobernaban juntos hasta que un día, la contraparte de Osiris, su hermano Seth, decidió asesinarlo para quedarse con el poder metiéndole a un sarcófago que había llevado como regalo a una fiesta que Isis y Osiris habían organizado y después dejándolo a la deriva en el Nilo. Isis, que había prometido amor eterno por Osiris fue en su búsqueda hasta encontrarlo y revivirlo gracias al poder de los dioses. Sin embargo, Seth no se quedaría sin hacer nada mandándolo asesinar de nuevo cortándolo en 14 partes para repartirlo entre diferentes regiones de Egipto. Isis, como era de esperarse, fue en búsqueda de las 14 partes hasta encontrarlas y juntarlas, sin poderlo revivir, pero quedando embarazada de él, meses más tarde nacería Horus a quien tuvo que esconder para que su tío no lo matara.

Templo Philae Asúan

Al llegar al templo notarás lo impresionante del mismo con un pasillo lleno de columnas a los costados donde se nota la combinación de diferentes culturas, la egipcia, la griega y la romana pues las tres tuvieron influencia en él. Justo en la puerta de entrada verás el espacio en donde habían levantado dos obeliscos, uno de ellos llevado a Londres (actualmente en el Museo Británico) y otro que literalmente se les cayó al Nilo. Recorrer el templo principal y los aledaños es sumamente agradable, más si lo haces con un guía como el nuestro que sabe tanto y que es apasionado por la historia egipcia. Verás también cómo los griegos y romanos llegaron a “imponer” su religión poniendo un altar en medio del templo, destruyendo parte de los relieves de los dioses que ahí adoraban y como inscribieron en varias partes del templo escritos acerca de ellos. Una desgracia para el templo pues no se pudo conservar intacto en su totalidad. Alrededor del templo principal hay templos más pequeños, con igual importancia que no debes dejar de visitar. Siempre rodeado por la naturaleza del lugar lo que le da un aire especial.

Qué hacer en Asúan

Algo importante del templo es que, originalmente no se ubicaba en la isla donde está actualmente, sino que, con la ayuda de la UNESCO, en 1970 lo tuvieron que mover debido a que la construcción de la presa cercana a la ciudad hizo que el templo comenzará a hundirse quedando su antigua isla totalmente cubierta por el agua tomando 10 años para completar de manera satisfactoria su cambio de lugar.

El costo de entrada por persona es de £120 EGP que se pagan en efectivo en una de esas casitas que parecen improvisadas, pero que sirven para cobrarte. Adicional deberás pagar unos £140 EGP por un barco que te llevará hasta la isla donde se encuentra el templo. El costo es por el bote y no por persona, por lo que, si viajas con más personas el costo se puede dividir entre varios quedando más barato.

High Damp

Una parada (no obligada) dentro de un tour por Aswan es la visita a la presa de la ciudad. Una obra de ingeniería de la que están orgullosos y al mismo tiempo la odian pues su construcción trajo trabajo a la ciudad, además de la generación de energía gracias al paso del agua entre el río Nilo y el lago Nasser. Por otro lado, también trajo destrucción de templos teniendo que intervenir la UNESCO para la conservación de algunos como Abu Simbel y el Templo Philae.

Justo a lado de la represa se encuentra el lago Nasser, el lago artificial más grande del mundo pues va desde el sur de Egipto hasta Sudán.

El costo por persona es de £30 EGP, aunque el ticket que nos entregaron decía £20. El horario para visitar la represa es de 8:00 a.m. a 5:00 p.m.

High Damp Asúan

Obelisco sin terminar

Ubicada dentro de la ciudad de Aswan existe una cantera de granito que los antiguos egipcios utilizaban para realizar los obeliscos y otras piezas para adornar sus templos que eran llevadas a cualquier parte de Egipto mediante una técnica única que permitía utilizar los aumentos de nivel del Río Nilo para transportarlas a través de él. Al visitarla podrás ver cómo dejaron sin terminar el que hubiera sido el obelisco más grande del mundo con 42 metros de largo. ¿Y por qué lo dejaron sin terminar? Porque a la piedra la apareció una quebradura lo que hizo que la dejaran de trabajar pues las piezas debían ser perfectas.

El costo de la entrada por persona es de £30 EGP que se pagan en efectivo al llegar al lugar. El horario de apertura va desde las 8:00 a.m. hasta las 5:00 p.m. En el lugar hace mucho calor debido al reflejo del sol en la piedra por lo que en verano es sumamente incómodo visitarlo.

Obelisco sin terminar Asúan

Paseo en Felucca

Una de las actividades más populares en el Río Nilo es un paseo en felucca al atardecer. Las feluccas son botes pequeños de madera en donde caben hasta unas diez personas y que navegan con el viento gracias a sus grandes velas. Antiguamente estos barcos de madera eran muy usados como medio de transporte a lo largo de Egipto, sin embargo, pronto quedaron relegados por los botes de motor por lo que perdieron sus fines comerciales, pero los mantuvieron con fines turísticos.

El trayecto es muy agradable, en Asúan al haber poca gente, habrá muy pocos barcos en los alrededores. Lo más seguro es que tengas el Nilo casi para ti solo. Durante el trayecto puedes pedirle a la tripulación que se detenga en las dunas para que puedas subirlas y explorarlas para después continuar tu paseo por el Nilo. El trayecto dura poco más de una hora que se pasa bastante rápido y se disfruta con calma.

El costo de un paseo privado en felucca es de entre £60 y £100 EGP, recuerda negociar antes de subirte a uno.

Paseo en Felucca Nilo Asúan

Abu Simbel

También es común ir desde Aswan al templo de Abu Simbel, para leer acerca de esta travesía da clic aquí.

Deja un comentario